Aguirre felicita a Gómez por su victoria mientras los socialistas niegan que debilite a Zapatero

Gómez, Zapatero, Aguirre

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha felicitado este lunes al flamante candidato del PSM a la Presidencia de la Comunidad, Tomás Gómez, por su victoria en las primarias que los socialistas celebraron este domingo en Madrid. Mientras, los socialistas hacen piña con Gómez y niegan un debilitamiento de Zapatero, a quien la prensa considera como "el gran tocado" de estas primarias madrileñas.

En declaraciones a los periodistas antes de entrar en el Comité Ejecutivo Nacional que el PP celebra en Barcelona, Aguirre ha lamentado tener que felicitar a Gómez a través de la prensa puesto que, según ha dicho, ha tratado "sin éxito" de ponerse en contacto telefónicamente con él.

Aguirre ha aprovechado también para emplazar al candidato del PSM a debatir "sobre los asuntos que preocupan a los madrileños", y ha criticado que Gómez haya asegurado que el paro ha subido en Madrid. La presidenta de la Comunidad ha reprochado a Gómez sus palabras, y ha defendido que, mientras en casi toda España han bajado las afiliaciones a la Seguridad Social, en Madrid "han subido en 8.800".

Mientras, los socialistas cerraban filas con el líder del PSM, Tomás Gómez, vencedor de las primarias socialistas en Madrid, y con el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, negando que el resultado de estas elecciones internas haya debilitado a José Luis Rodríguez Zapatero. Un día después de las primarias socialistas, la consigna en el PSOE es clara y en una doble dirección: Gómez es el candidato de todo el partido y su victoria no perjudica a Zapatero, pese a que en agosto pidió al secretario general de los socialistas madrileños que cediera la cabeza de la candidatura a la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez.

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, se ha apresurado a recordar que la decisión de recurrir a las primarias en Madrid fue fruto de un acuerdo entre Zapatero y Gómez, por lo que, a su juicio, los dos han salido beneficiados de este "ejemplo de democracia interna". El propio Gómez ha defendido esta línea argumental, se ha declarado "cien por cien un hombre de Zapatero" y ha recordado que el jefe del Ejecutivo no se jugaba nada en estas elecciones. "Zapatero no se ha presentado a estas primarias a Madrid. De hecho, ha pedido neutralidad en todas las ocasiones en las que se ha pronunciado. Si alguien piensa que unas elecciones primarias pueden debilitar a Zapatero, tiene muy poca idea de su fortaleza. El presidente tiene más apoyo mío que nunca", ha dicho.

GÓMEZ PROPONDRÁ A TRINIDAD JIMÉNEZ INCORPORARSE EN LA LISTA PARA LA COMUNIDAD

Gómez ha confirmado además que propondrá a Jiménez incorporarse a su lista para la Comunidad de Madrid, ofrecimiento que no ha sido respondido todavía por la ministra.

Jiménez no ha eludido la polémica y ha opinado que si Zapatero se hubiera presentado a las primarias "las bases y los militantes socialistas le hubieran respaldado y apoyado". "Nos hemos presentado Tomás Gómez y yo misma, pero ahora tenemos que estar todos unidos en torno al candidato elegido", ha señalado.

En esa reflexión ha abundado en rueda de prensa Leire Pajín: "Hoy todos somos una piña y vamos a trabajar juntos para ganar Madrid", ha proclamado Pajín, que ha dejado claro que Gómez "cuenta con toda la determinación, con toda la ambición y con todo el apoyo" de la dirección federal.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que se decantó públicamente por Jiménez, ha eludido evaluar los resultados de las primarias en Madrid alegando que no debía de ser él el primero en hacerlo.

Celestino Corbacho, compañero suyo en el Consejo de Ministros, ha interpretado que "no hay ningún (candidato) derrotado", pero "sí un partido fortalecido". Otro ministro, en este caso Miguel Sebastián, que fue candidato a la Alcaldía de Madrid en 2007, cree que otros partidos tienen que sentir "envidia" del proceso de primarias en Madrid, que, a su entender, no ha puesto en cuestión el liderazgo de Zapatero.

IU: SEGUNDO GOL EN PROPIA META DE ZAPATERO

La respuesta desde el PP no se ha hecho esperar, aunque el presidente del partido, Mariano Rajoy, ha evitado atacar al presidente del Gobierno por el resultado de las primarias en Madrid tras subrayar que no iba a "entrar" en la vida interna del PSOE.

Para la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, la victoria de Tomás Gómez significa que el presidente del Gobierno queda "desautorizado entre los suyos" y que "se abre el melón sucesorio".

La consejera de Educación de la Comunidad de Madrid y portavoz del PP en la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, ha considerado que los resultados de las primarias madrileñas muestran "un Partido Socialista roto, partido por la mitad" y con "un candidato (Tomás Gómez) más débil que hace dos meses".

El portavoz de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha subrayado que el triunfo de Tomás Gómez supone "el segundo gol en propia meta" del presidente del Gobierno, después del que supuso la huelga general del día 29 de septiembre.

Otro ex presidente socialista del Congreso, Manuel Marín, ha confesado no entender por qué hubo que recurrir a estas elecciones en Madrid y que le "chocó mucho" este "envite extraordinario" por parte de la dirección federal, una vez que se supo la intención de Tomás Gómez de presentarse.