Aguirre no entiende una España "sin Cataluña, ni una Cataluña fuera de España".

"¿No veis que estoy aquí? No me he muerto, ni tampoco me he retirado de la política", le ha dicho la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre a un afiliado que le ha pedido que no se fuera, en su primer acto público tras anunciar su dimisión como jefa del Ejecutivo autonómico.

Aguirre se lo ha trasladado así, entre risas, a un militante cuando accedía al auditorio Teresa Berganza de Villaviciosa de Odón (Madrid), municipio que ha elegido para reaparecer como presidenta del PP de Madrid y donde ha presidido la entrega de los carnes a más de 400 nuevos afiliados del partido.

La ex presidenta madrileña, que ha sido recibida en pie por todos los asistentes a un abarrotado auditorio y arropada por numerosos compañeros y dirigentes del PP, ha animado a los nuevos militantes a defender "sin complejos" los ideales de este partido.

Ha recordado que ella milita en el PP porque es un partido "sin complejos" y en el que todo el mundo está orgulloso de ser español, ve a España como una "gran nación" y no entiende una España "sin Cataluña, ni una Cataluña fuera de España".

En este sentido, Aguirre ha dicho que llegó a la política por su "compromiso irreductible con la libertad y la defensa de España como una nación de ciudadanos libres e iguales", y que siempre ha creído en la libertad de todos.

La presidenta madrileña ha destacado que ella no es de las que cree en los intervencionismos, ni en los paternalismos, ni en los subsidios, sino en la capacidad de la gente de prosperar, convencida de que el esfuerzo y el trabajo brindan enormes posibilidades a los españoles.

Y por eso, "hemos acabado con las subvenciones a los sindicatos y a la patronal" para destinar ese dinero a los emprendedores que creen en la riqueza y el trabajo, y en las personas, no en los burócratas, ha apostillado.

"Nuestro partido cree en gobiernos austeros, porque es consciente de que el dinero público es del ciudadano y no que no es de nadie, como dijo una ministra socialista", ha ironizado la expresidenta madrileña.

Aguirre, que ha sido recibida dentro del auditorio con una pancarta en la que se podía leer "única para España", ha felicitado a lo nuevos afiliados, a los que ha dado su calurosa bienvenida al PP de Madrid, y les ha asegurado que su llegada le renueva ilusiones.