Aguirre disgustada por la "violencia" de los discursos de los portavoces de PSOE e IU

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha lamentado este miércoles el tono utilizado en sus intervenciones por los portavoces del PSOE y de IU en la Asamblea de Madrid, Tomás Gómez y Gregorio Gordo, respectivamente, por haber utilizado "términos violentos" durante sus discursos en el Debate sobre el Estado de la Región.

"El grado de violencia que han utilizado en sus discursos los portavoces de IU y del PSOE personalmente no me ha gustado nada", ha señalado Aguirre tras finalizar la segunda sesión de esta cita parlamentaria, dejando fuera al portavoz adjunto de UPyD, Ramón Marcos, que ha hecho un debate con un "lenguaje mucho más sereno y moderado".

Para Aguirre, el de ahora es "un momento de unir fuerzas y de producir propuestas, soluciones y no de hacer este tipo de declaraciones". En este punto, se ha referido a las que Gordo hizo ayer diciendo que ella "atenta contra la vida de los madrileños" y que este miércoles "lo ha vuelto a mantener ahí", sin olvidarse de los "disparates que ha dicho el señor Gómez".

"Me parece que no es el momento", ha insistido Aguirre, quien ha añadido que "luego chocará" que "aparezcan" páginas web de "por qué Esperanza Aguirre debe morir" o con lemas como 'Aguirre muérete'. "Todas estas cosas son fruto de un lenguaje violento", ha apostillado la presidenta madrileña.

Preguntada por si alguno de los diputados se le había acercado al terminar el debate para 'suavizar' la situación, Aguirre lo ha negado reiterando que el tono dialéctico "es el tono normal" de un debate pero que "las acusaciones y la violencia de algunos términos" que se han utilizado le parecen algo "muy preocupante".

"Estamos en un momento para resaltar lo que nos une y no de utilizar expresiones de violencia verdaderamente aterradora. Estoy radicalmente en contra", ha concluido Aguirre que quiso concluir su intervención durante la segunda sesión del Debate sobre el Estado de la Región lanzando un mensaje de "optimismo" a los ciudadanos y asegurando que con el trabajo de "todos juntos", tanto del Gobierno como de los grupos de la oposición, se puede y se va a salir de la crisis.

"La situación económica que vivimos es muy difícil, lo sabemos todos, pero también sabemos que la solución a todos los problemas la tenemos que encontrar nosotros mismos", ha indicado Aguirre, quien ha añadido que como "antes hicieran nuestros padres y abuelos", hay que trabajar "con ganas y confianza".

Aguirre ha apuntado que está "segura" de que "vamos a salir de la crisis" y ha "renovado" su "compromiso" con los madrileños. "Voy a impulsar y apoyar todas las iniciativas que supongan pasos positivos para la creación de empleo y prosperidad y estoy convencida de que todos juntos podemos salir de la crisis y que vamos a salir de ella", ha recalcado.

Tras agradecer a los distintos grupos que hayan defendido durante la sesión de esta mañana sus propuestas y críticas "con pasión", ha apuntado que todas ellas serán "tenidas en cuenta" en "todo lo que tenga de positivo para los ciudadanos madrileños".

"La labor que tenemos por delante es de una importancia extraordinaria porque ahora se trata de que tenemos que hacer más por menos y elegir cada día y minuto qué es lo menos esencial e importante para ahorrar en lo menos importante y mantener los servicios esenciales que tenemos que prestar con el dinero que los ciudadanos", ha considerado. En este punto, ha añadido que lo tienen que hacer con "sagacidad, inteligencia y justicia" y ha pedido a todos los Grupos que "presten su colaboración".