Aguirre: la defensa y la búsqueda de libertad une a españoles y americanos

Aguirre: la defensa y la búsqueda de libertad une a españoles y americanos
Aguirre: la defensa y la búsqueda de libertad une a españoles y americanos |Telemadrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, clausuró este martes en la Casa de América el Foro Internacional “España-Iberoamérica: Nuevos Desafíos”, organizado por la Asociación de Iberoamericanos por la Libertad (AIL). Durante su intervención, Aguirre invocó a las Cortes de Cádiz como “un revulsivo democrático que impulsó la idea de libertad y a la Constitución saliente como “el primer paso hacia la democracia y el Estado de Derecho tanto en España como en Hispanoamérica”.

Durante su intervención en la Casa de América de Madrid, Aguirre recordó la colaboración histórica de España e Hispanoamérica en la elaboración de textos constitucionales y señaló que a los españoles de la Península y a los de América les unen la defensa y la búsqueda de la libertad.

Ante un foro de importantes analistas, intelectuales y políticos hispanoamericanos, la presidenta autonómica ha afirmado que lo que debe unir a los países de habla hispana es "la defensa de la libertad, que sirva de brújula para no perdernos", sobre todo para superar estos momentos "dificilísimos".

La jefa del Ejecutivo madrileño invocó a las Cortes de Cádiz de 1812 como "un revulsivo democrático que impulsó la idea de libertad y a la Constitución saliente y como "el primer paso hacia la democracia y el Estado de Derecho".

En este sentido, ha destacado que en la elaboración de la primera constitución española participaron representantes tanto de la Península como de la América Hispana porque las Cortes de Cádiz no las identificaban como colonias, sino como parte integrante de la Nación.

Asimismo, y a pesar de que a partir del siglo XIX se fueron independizando los territorios españoles del Nuevo Continente, ha señalado que a los españoles de la Península y a los de América les unen la defensa y la búsqueda de la libertad.

“Iberoamérica es la patria grande a la que pertenecemos todos”, por ello mostró su preocupación “por la involución que hoy se vive en algunos países latinoamericanos" -sin citar a ninguno en concreto- "que oscilan entre el populismo y la demogogia" y que practican "políticas estatalistas y arbitrarias".

CON LOS PRESIDENTES DE LAS CORTES SUPREMAS IBEROAMÉRICANAS

La Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, acompañada por la Consejera de Presidencia y Justicia, Regina Plañiol, recibió en Sol a los presidentes de doce Cortes Supremas Iberoamericanas y a once embajadores dentro de los actos conmemorativos del Bicentenario del Tribunal Supremo, institución a la que calificó de "garante último de las libertades" de todos los ciudadanos en España.

Aguirre, durante sus palabras en la Real Casa de Correos de Madrid, ha recordado que el 2 de mayo de 1808 el pueblo de Madrid, justo en la Puerta del Sol, se levantó "heroicamente contra las tropas de Napoleón, que eran entonces el ejercito más poderoso de su tiempo".

Según ha señalado Aguirre, aquella "rebelión espontánea y popular constituyó el origen de la Guerra de la Independencia y con ella, un periodo de profundos cambios en la vida política española". De hecho, ha añadido que la manifestación más importante de esos cambios fueron las Cortes de Cádiz. Aguirre ha señalado que fue en las Cortes de Cádiz donde los representantes de la Nación española, los legisladores, "sentaron las bases de lo que es la España contemporánea". "Y me atrevo a decir que las bases de la modernidad de las repúblicas hispanoamericanas y de Filipinas", ha apostillado.

Para la presidenta, uno de los pasos trascendentales de esa entrada de España en la modernidad fue precisamente la separación de poderes. "Allí nació el Estado de Derecho que garantiza la libertad de los ciudadanos y somete a todos, también a los poderes públicos, al imperio de la ley", ha dicho.

Todo ello, ha continuado Aguirre, con un "poder judicial independiente", encargado de hacer efectiva la ley "como reguladora de la vida social y capaz de someter a los restantes poderes, en especial, al ejecutivo, cuando actúa en contra del ordenamiento jurídico".

I