Aguirre pide "buscar acuerdos y consensos" para salir de la crisis

Consenso y generosidad contra la crisis

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha afirmado esta mañana que el espíritu de los constituyentes de "concordia, generosidad y consenso" con la que se hizo posible la Constitución Española debería estar hoy muy presente en la sociedad española "para luchar todos juntos, sin sectarismos, en estos momentos de crisis y poder superar las dificultades". En el acto de celebración del 32 aniversario de la Constitución española, celebrado en el patio de la Casa de Correos, sede de la Comunidad de Madrid, Aguirre en presencia de numerosas personalidades de la sociedad madrileña reclamaba "olvidar querellas y buscar acuerdos y consensos" para salir de la crisis.

La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, ha dicho que la concordia, el consenso y la generosidad -los principios que inspiraron la Constitución de 1978- son el único camino para superar la crisis y cualquier otro problema, huyendo de los sectarismos, las exclusiones y las descalificaciones. Este ha sido el mensaje del discurso pronunciado hoy por Aguirre en la sede del Gobierno regional de la Puerta del Sol, donde se ha celebrado el XXXII aniversario de la Constitución Española.

La presidenta ha pedido que se tome ejemplo de la "generosidad" de los constituyentes de 1978 que, según ha dicho, les permitió "triunfar en su empresa" y gracias a la cual consiguieron unir a los españoles en una situación política convulsa como la que había entonces.

Ese mismo espíritu de concordia y ese "ejemplo para buscar puntos en común" que dieron los artífices de la Constitución "huyendo de los sectarismos", es el que, en opinión de la presidenta, "ha de servirnos para superar cualquier problema que se presente", incluso la crisis económica actual. Ha añadido dicho que los principios constitucionales deben ser prioritarios independientemente de "cuales sean nuestras raíces ideológicas" para "hacer de España una nación cada día más libre, más próspera, mas culta y respetada en el mundo".

"Vivimos momentos difíciles en los que la crisis económica está castigando a los españoles que vemos como las oportunidades y perspectivas de progreso se oscurecen" y por eso, en estas circunstancias de "agobio y pesimismo", Aguirre ha considerado que que es cuando debe mantenerse más vivo el mensaje de concordia, consenso y generosidad de la Constitución del 78.

Ha recordado que hace 32 años "todos los políticos cedieron porque sentían que España se engrandece si, como patria común, acoge a todos sus hijos", ya sean "monárquicos o republicanos", más o menos laicistas, mas o menos partidarios de un Estado centralizado o intervencionista, "a todos", ha aseverado. Aguirre ha admitido que "posiblemente" la Carta Magna "necesite ya algunos cambios" derivados del tiempo transcurrido desde su promulgación y de la "experiencia", pero ha asegurado que su propio texto existen "mecanismos" que permiten modificarlo.

Al acto en la sede de la Comunidad de Madrid han asistido las principales autoridades de la sociedad madrileña: la delegada del Gobierno en Madrid, Amparo Valcarce, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, la presidenta de la Asamblea, los consejeros de la Comunidad, el ex-presidente Joaquín Leguina, lideres políticos, sindicales y empresariales, asi como autoridades municipales y militares y numerosas personalidades del mundo de la justicia, la cultura, la economía y el deporte.

Por su parte, la delegada del Gobierno en Madrid, Amparo Valcarce, defendía el "papel de lo público frente a las maniobras especulativas de los mercados" y la obligación de "mimar" a los órganos de participación de la sociedad civil organizada, en el acto del Día de la Constitución que preside Esperanza Aguirre.

Amparo Valcarce ha señalado que en el actual momento de "profundos cambios" por la crisis "hay quien sucumbe a la tentación de inhibirse y considerar que, ante las maniobras especulativas de los mercados, el Estado y la acción política no pueden hacer nada". Tras subrayar que su "convicción es absolutamente contraria" a eso, ha abogado por "no renunciar al papel del Estado, al papel de lo público", y se ha mostrado convencida de que a ese convencimiento obedecen las últimas medidas del presidente Zapatero.

Finalizadas las intervenciones y tras la interpretación del himno nacional, Aguirre ha brindado con cava con las personalidades que la han escuchado desde el estrado, entres ellos la delegada del Gobierno, Amparo Valcárce; y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón; el ex presidente de la Comunidad, Joaquín Leguina; el líder del PSM, Tomás Gómez o los portavoces de la Asamblea regional.