Aguirre envía a Zapatero 410.000 firmas recogidas contra la subida del IVA

El PP de Madrid envía a la Moncloa las 410.000 firmas recogidas contra la subida del IVA. La presidenta del PP Madrileño ha acudido a la oficina de Correos del municipio de Humanes, para realizar el correspondiente envío postal dirigido al presidente Rodríguez Zapatero.

La presidenta regional, Esperanza Aguirre ha presidido en Humanes el Comité de Dirección del PP de Madrid, cuyos miembros han felicitado al secretario general de esta formación y consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, a raíz de que la juez ordenara archivar la causa judicial por el denominado "caso de los espías" en la Comunidad de Madrid.

Aguirre ha dicho que el archivo judicial del "caso de los espías" demuestra que "las acusaciones mediáticas" no son pruebas "por mucho que hayan merecido cien portadas" y ha exigido "responsabilidades políticas" para quienes no hayan actuado conforme a la ley.

Según la presidenta, la decisión de la Justicia "demuestra algo muy importante: que hemos actuado con la máxima transparencia" y que "como dijo el ministro Rubalcaba" cuando se desveló esta presunta trama de espionaje, "esto se parecía más a un caso de Mortadelo y Filemón" que a una red de espías que seguían a políticos del PP.

Personalmente, ha dicho que a lo largo de su carrera "he demostrado que no me tiembla el pulso para exigir responsabilidades políticas a quienes han cometido algún acto" contrario a la ley y así ha asegurado que ha "cesado, hecho dimitir, suspendido de militancia o expulsado" del partido a quienes "respetando su inocencia penal, creía que habían incurrido en responsabilidad política".

Ha recalcado que en España "hay que probar las acusaciones" y que en el caso de los espías en Madrid "la juez ha decretado que las acusaciones eran falsas" porque no existe "ninguna constancia" de que algo así haya sucedido.

En cuanto a las declaraciones que hizo Granados respecto a la conveniencia de que sus compañeros de partido Alfredo Prada y Manuel Cobo, ambos supuestamente espiados desde la Comunidad, dejasen su escaño del PP a raíz de que la Justicia negara tales acusaciones, Aguirre ha matizado que aquello fue "una reflexión personal", que no la hizo ni en calidad de secretario general del PP de Madrid ni como Consejero de la Comunidad.

UNA REGULACION DE LAS DECISIONES ASAMBLEARIAS

La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, considera que es necesario "regular las decisiones asamblearias" para evitar, como ha sucedido en la huelga del Metro, que "doscientas personas puedan llegar a controlar" a 7.900 trabajadores y la movilidad de 6,3 millones de ciudadanos.

Aguirre ha vuelto a insistir en que "hace falta una ley de huelga que regule" situaciones como la que ha llevado a Madrid a estar siete días sin servicio de Metro al cien por cien porque, ha dicho, "creo que esto se podían haber evitado a los madrileños todos los inconvenientes que han tenido" por estos paros.

Agruirre considera necesario "transmitir a la ciudadanía que hay que regular estas decisiones adoptadas en asambleas "donde 200 personas pueden llegar a controlar no sólo a 7.900 trabajadores de Metro, sino imponer una huelga salvaje como esta, con incumplimiento de los servicios mínimos" y perjudicar con ello a 6,3 millones de madrileños.

ENCUESTA DEL CIS

Por otro lado, Esperanza Aguirre ha recordado, en referencia a la encuesta autonómica del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que el PP aglutinó el 53,3 por ciento de los votos durante las elecciones de 2007. Con ello, la presidenta de los populares madrileños se ha referido a los resultados que arroja la encuesta sobre el hecho de que sólo el 28,4 por ciento de los encuestados recordase haber votado al PP en aquella cita electoral. "Que soy rechazada por los votantes socialistas, no cabe ninguna duda; que esos votantes son bien poquitos, también es una realidad", ha afirmado Aguirre.