Aguirre entrega los Premios a la Tolerancia y recuerda la lucha por la libertad de los exiliados cubanos

La Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, acompañada de la Consejera de Empleo, Mujer e Inmigración, Paloma Adrados, entrega el Premio a la Tolerancia 2010 al director artístico Ángel Gutiérrez y al periodista Herbin Hoyos. El colectivo de presos cubanos deportados a España ha asistido al acto y ha agradecido el apoyo a la presidenta madrileña.

El periodista colombiano Herbin Hoyos y el director artístico Ángel Gutiérrez han recibido este martes los Premios a la Tolerancia de la Comunidad de Madrid 2009 y 2010, respectivamente, por su lucha por la libertad y la convivencia, frente a la violencia y la opresión.

Así lo ha destacado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en el acto de entrega de estos premios, al que han asistido, entre otros, seis de los once disidentes cubanos que se encuentran desde hace una semana en España y una representación de las Damas de Blanco.

HERBIN HOYOS, LA VOZ DE LOS SECUESTRADOS

El ex funcionario de prisiones y protagonista del secuestro más largo de ETA, José Antonio Ortega Lara, y el director de teatro Juan Carlos Pérez de la Fuente, han sido los encargados de hacer una semblanza de los premiados y de resaltar los valores que les han hecho merecedores de este galardón.

Ortega Lara ha destacado de Herbin Hoyos los 16 años que lleva al frente del programa radiofónico "Las voces del secuestro" desde el que ofrece a los más de 3.000 secuestrados por las FARC colombianas un "rayo de esperanza" a su cautiverio y les brinda la oportunidad de poder escuchar a sus familias.

Por su parte, Aguirre ha recordado que el propio Hoyos fue secuestrado por las FARC en 1994 y actualmente vive en Madrid con su familia, desde donde realiza su programa que es "el único contacto de los secuestrados con el exterior" y por el que ya que ha recibido medio centenar de premios, aunque también le ha costado seis intentos de asesinato de la guerrilla colombiana.

El propio Hoyos ha señalado que llegó a España hace seis meses después de tener que abandonar por sexta vez su país, para seguir realizando aquí su programa de radio y denunciar públicamente que las FARC secuestran niños o atan a personas a los árboles para que se los coman los gusanos.

ANGEL GUTIERREZ, UN NIÑO DE LA GUERRA

El director teatral Juan Carlos Pérez de la Fuente ha destacado del Premio a la Tolerancia 2010, Ángel Gutiérrez, su condición de "niño de la guerra" y la influencia que tuvo en su carrera de director artístico el hecho de que a los seis años abandonara España, en plena Guerra civil, para vivir exiliado durante 37 años en la Unión Soviética.

Una etapa en la que, según ha confesado el premiado, Rusia le dio "la oportunidad de conocer mejor España" a través de la lectura del Quijote y que también le sirvió para "aprender a hablar ruso y a amar" en un país que, según ha dicho, "me abrió los brazos y el corazón".

La presidenta ha destacado que el aprendizaje soviético de Ángel Gutiérrez le sirvió para crear, a su regreso a España, el Teatro de Cámara Chéjov, con el que ha representado más de 40 obras, y también para crear en 1989 su propia escuela de actores, la Escuela de Arte Teatral.

AGUIRRE RECUERDA A LOS CUBANOS QUE LUCHAN POR LA LIBERTAD

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha reafirmado públicamente su "más rotunda condena contra la dictadura cubana" y su "firme compromiso" con los cubanos que luchan contra "la tiranía" de los hermanos Castro y a favor de una "Cuba libre y democrática". Aguirre se ha expresado así al final de la entrega de os Premios a la Tolerancia de la Comunidad de Madrid, acto en el que han estado presentes seis de los once disidentes cubanos excarcelados por el régimen castrista que llegaron a España hace una semana y que por el momento desconocen cual es su "estatus" legal en nuestro país.

Al final del acto, al que también ha asistido una representación de las Damas de Blanco cubanas, la presidenta -vestida también de blanco- ha dedicado un apartado especial a los disidentes cubanos para ofrecerles la Comunidad de Madrid como "hogar de acogida" hasta que regresen a Cuba cuando sea "libre y democrática".

La presidenta, que ha cerrado su intervención con el grito "¡Viva Cuba libre!", ha tenido palabras especialmente duras contra el régimen castrista, que ha calificado como "la tiranía más vieja y corrupta de Occidente" pues, según ha recordado, mantiene encarcelados a "más de 200 presos políticos".

Para Aguirre, la excarcelación de los presos cubanos no es razón suficiente "para cambiar la postura europea común" contra la "tiranía" castrista.

La presidenta ha indicado que los exiliados cubanos que ya se encuentran en España tienen "una libertad condicional y condicionada al destierro forzoso", que algunos tratan de que se interprete como "un gesto de generosidad de la dictadura" para que "el régimen comunista saque provecho de ello ante la comunidad internacional", ha asegurado. En cambio, su opinión es que el verdadero motivo de esta excarcelación no es que haya cambiado el "código penal de la dictadura", sino que el "mundo entero se ha conmovido" con gestos como la huelga de hambre de Guillermo Fariñas o las acciones de las Damas de Blanco en favor de los presos políticos.

Julio César Gálvez, uno de los disidentes que han asistido a la entrega de premios, ha agradecido el acogimiento que les han dado los madrileños pero ha lamentado que después de una semana los once excarcelados que están en España sigan siendo "refugiados políticos deportados" y que el Gobierno español no les haya concedido permiso de trabajo ni de residencia.

Gálvez, que fue condenado a 15 años de cárcel por oponerse al régimen castrista, ha lamentado que en los últimos días no les haya recibido ningún representante del Ministerio de Asuntos Exteriores para informarles del estatus que tendrán en España y de la manera en que podrán ganarse la vida, ya que el pasaporte que les entregaron al abandonar Cuba tiene carácter de "salida definitiva". Por ahora, ha dicho, tanto ellos como sus familias "somos deportados del Gobierno cubano" y aunque ha agradecido la solidaridad y el apoyo de la Comunidad de Madrid, ha asegurado que la intención de los disidentes es encontrar trabajo, pues ahora subsisten porque Cruz Roja "nos proporciona alojamiento, comida y medicinas".