Aguirre inaugura en Leganés la prolongación de la línea 11 de Metro a La Fortuna

Los 15.000 vecinos del Barrio de la Fortuna de Leganés están conectados ya con la capital por Metro. El primer convoy ha llegado a la nueva estación, cumpliendo una reivindicación histórica de este distrito que cumple 50 años. La prolongación de la línea 11 permite llegar a Legazpi en sólo quince minutos. La presidenta Esperanza Aguirre, ha inaugurado el nuevo tramo, que se abrió con aplausos a los primeros viajeros, gratis, a partir de las tres de la tarde.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de Leganés, Rafael Gómez Montoya (PSOE), han inaugurado este martes la ampliación de la línea 11 del Metro a La Fortuna, en un proyecto que ha costado 201,5 millones de euros y que permitirá a los más de los 15.000 residentes en la barriada leganense acceder a la capital en apenas 15 minutos.

Aguirre y Gómez Montoya han llegado en Metro a la nueva estación, acompañados por el vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio González, y los consejeros de Transportes, José Ignacio Echeverría; de Presidencia e Interior, Francisco Granados; de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Ana Isabel Mariño; y de Empleo y Mujer, Paloma Adrados; así como por el presidente de Metro, Juan Bravo, y concejales de todos los grupos políticos con representación en el Consistorio leganense.

Durante su intervención, Aguirre ha destacado que la ampliación del Metro es un "acontecimiento muy especial", ya que, según ha argumentado, se trata de la "primera prolongación" que se "termina esta legislatura".

El alcalde, por su parte, ha reclamado a Aguirre que el Metro se amplíe hasta Leganés para conectar con Metrosur (línea 12) y dar servicio de esta manera al barrio de Leganés Norte y al polígono empresarial 'Leganés Tecnológico'. "Sigue haciendo falta más inversiones", ha recordado en alusión a una reivindicación que, según ha alegado, permitiría que el municipio "tenga también otra salida natural a Madrid". Tras ello, ha pedido que el billete de Metro en La Fortuna "no cueste más de lo que cuesta a los vecinos de Madrid", ante la posibilidad, según ha concretadoel regidor, de que cada ticket cueste "un poco más" al estar fuera de los límites de la capital.

Aunque Aguirre no ha respondido a las reivindicaciones del alcalde, en su posterior salida al parque Serafín Díaz Antón (que acoge la estación), la presidenta regional ha respondido a un grupo de vecinos que le hacían la misma petición con la frase: "Con el tiempo, con el tiempo".

UNA POLÍTICA SOCIAL INDISPENSABLE

En su intervención, la jefa del Ejecutivo autonómico ha declarado que la ampliación a La Fortuna es el resultado de que "la Comunidad de Madrid no se para a pesar de la crisis económica". De hecho, la inversión realizada en las obras ha sido de 201,5 millones de euros, 50 de ellos procedentes de los fondos FEDER de la Unión Europea.

"Es la mejor forma de fortalecer nuestra económica y mejorar la calidad de vida de los vecinos", ha agregado en referencia a la nueva infraestructura. Tras ello, ha manifestado que la prolongación de Metro "es una política social indispensable", sobre todo, para las zonas residenciales periféricas.

En el plano técnico, la presidenta regional ha recordado que, tras cuatro años de obra --los trabajos se iniciaron antes de las elecciones de 2007--, la red de Metro madrileño cuenta con "más de 300 kilómetros". En este punto, ha enfatizado en el hecho de que, durante la pasada legislatura, se amplió la red en 90 kilómetros con 80 estaciones.

Además, ha destacado que la nueva estación leganense dispone de "todos los adelantos técnicos" y que el túnel de 3,2 kilómetros que conecta La Fortuna con la estación de La Peseta ha tenido "un trabajo de ingeniería extremadamente dificultoso". "Se ha hecho un esfuerzo importante", ha considerado, tras recordar que la obra ha permitido realizar una conexión con las cocheras de Cuatro Vientos.

Por último, ha felicitado al Ayuntamiento de Leganés por "la colaboración, celeridad y magnífica disposición" mostrada durante los trabajos, y ha subrayado que, con la inauguración de este martes, queda abierto también el parque Serafín Díaz Antón, que, una vez remodelado, ha contado con una inversión de 2,5 millones de euros.

LARGA LUCHA VECINAL

Por su parte, Gómez Montoya ha atribuido la consecución del Metro en la barriada a "la larga lucha vecinal". "Los vecinos son los auténticos protagonistas de una reivindicación histórica", ha declarado para, posteriormente, recordar que el barrio celebra estos días el quincuagésimo aniversario de su nacimiento.

Ambos --Aguirre y Gómez Montoya-- descubrieron antes de sus intervenciones una placa con el logotipo de Metro en el interior de la estación. Después, accedieron al exterior, donde, parapetados por centenares de vecinos recibieron a Esperanza Aguirre al grito de 'presidenta', han cortado la cinta de inauguración del nuevo espacio verde. Tras ello, el alcalde ha espetado un "bueno, ya está".

Desde allí, la comitiva ha paseado por el parque, momento que ha aprovechado la presidenta regional para acercarse a los vecinos y escuchar sus felicitaciones y reivindicaciones. Algunos le han entregado una carta y otros han asegurado que quieren "ver abierto" el centro comercial 'Avenida M-40', cerrado tras presentar concurso de acreedores y ubicado a escasos metros del parque donde se realizaba la visita. En uno de esos contactos con la multitud, un grupo de vecinas ha asegurado que ha pedido a Aguirre la conexión de la línea 11 con el Metrosur. "Nos ha dicho: con el tiempo, con el tiempo", han explicado.

TRAZADO SUBTERRÁNEO

Para poder llevar el Metro al barrio de La Fortuna, fuentes de la Comunidad de Madrid han informado de que ha sido necesario construir 3,2 kilómetros de túnel, partiendo desde el distrito de Carabanchel y cruzando bajo la M-40 y la M-45, en la zona en la que ambas se unen, hasta alcanzar el barrio. Una vez en La Fortuna, el túnel continúa hasta las cocheras de Metro de Cuatro Vientos, para lo que ha sido necesario cruzar de nuevo la M-40.

El método elegido para su construcción ha sido el de la excavación mediante tuneladora; concretamente, este tramo ha sido horadado por 'Excavolina', la misma que ya había trabajado en algunos tramos de Metrosur y que la pasada legislatura llevó a cabo la ampliación de la línea 11 desde Pan Bendito hasta La Peseta, el punto de inicio de esta nueva ampliación.

Las mismas fuentes han detallado que el parque donde se asienta la nueva estación cuenta con casi 31.200 metros cuadrados de superficie en los que se han ubicado diversas instalaciones pensadas para que los ciudadanos puedan disfrutar de actividades al aire libre, distribuidas en diversas zonas y diseñadas de forma que se integren todos los elementos.

En un primer eje de oeste a este, se ha integrado la escultura existente rodeada por una serie de paseos, el primero de los cuales arranca desde la Plaza de la Escultura y presenta unas áreas estanciales con pérgolas individuales.

Este paseo discurre en diagonal para alcanzar la plaza de acceso a la parada y, más adelante, el ascensor. Enfrentada al templete de la estación, hacia el norte, se localiza un área de juegos infantiles dotada de pavimento de caucho, con juegos y accesibles a personas con movilidad reducida.

Continuando hacia el este se ubica la Plaza del Oasis, presidido por un grupo de palmeras ejemplares que constituyen uno de los elementos de mayor interés del parque. Según las mismas fuentes, está decorada con una pérgola en curva, una amplia rosaleda y una pérgola en cruz. Además, en esta zona se han ubicado islas deportivas y un área de rehabilitación para personas mayores.

Asimismo, para permitir el acceso de ciclistas hasta las inmediaciones de los accesos a la estación, se han construido tres aparcamientos de bicicletas y 250 metros de 'carril bici'.