Aguire extenderá a los Institutos de la región las aulas de excelencia en Bachillerato

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, anunció hoy que, poco a poco, creará aulas de excelencia para impartir los estudios de Bachillerato en los Institutos de la Región, siguiendo el modelo estrenado el pasado mes de septiembre en el San Mateo. Aguirre visitó este Instituto, acompañada por la consejera de Educación y Empleo, Lucía Figar, donde reiteró que con el Bachillerato de Excelencia, la Comunidad de Madrid tiene el afán de mejorar la educación, reforma que consideró necesaria en toda España para contribuir a la salida de la crisis.

La Comunidad de Madrid creará "en torno a diez aulas de Excelencia para impartir Bachillerato en centros públicos a partir del próximo curso escolar 2012-2013", ha anunciado hoy la consejera de Educación, Lucía Figar. Para ello, se hará una "convocatoria restringida voluntaria", ya que "no hay en todos los institutos suficientes alumnos que tengan un 7 de media en 3º de la ESO o un 8 en las materias fundamentales de 4º de ESO", ha apuntado Figar quien ha acompañado hoy a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, en su visita al IES San Mateo, el único que imparte el Bachillerato de excelencia.

Por su parte, Esperanza Aguirre ha reafirmado su intención de abrir "poco a poco" aulas de excelencia en "todos los institutos" públicos madrileños que lo deseen, con el objetivo de extender ese Bachillerato especial a todos los alumnos sobresalientes de la región.

La presidenta ha felicitado tanto a los alumnos como a los profesores que han sido seleccionados para participar en la primera promoción del Bachillerato de excelencia y les ha pedido "sentido de la responsabilidad".

Frente al instituto, cuatro profesores ataviados con la camiseta verde de las protestas educativas han recibido a la presidenta y a la consejera con gritos de "Lucía Figar siéntate a negociar" o bien "Excelencia para todos".

Tras reunirse con los profesores, Aguirre ha dicho a los alumnos que todos los expertos coinciden en señalar la necesidad de una "mejora radical" en el sistema educativo como la mejor garantía para salir de la crisis, cuya solución pasa por "restaurar el valor del estudio, del esfuerzo y del mérito".

El Bachillerato de excelencia puesto en marcha por la Comunidad es "una experiencia inédita en España" que tiene "un doble objetivo. Por un lado, dar la oportunidad de estudiar a los alumnos que han demostrado más aptitud y más afán de aprender" y, por otro, "servir de ensayo de modo que poco a poco se puedan crear aulas de Excelencia en todos los institutos" de la región.

BACHILLERATO DE EXIGENCIA

En su alocución a los alumnos, Aguirre ha subrayado el "privilegio" de poder cursar este bachillerato "rodeados de compañeros que comparten un espíritu de superación extraordinario", lo cual conlleva la "contrapartida" de tener "que responder con esfuerzo, ganas de aprender y sentido de la responsabilidad". Asimismo, ha manifestado su confianza en la responsabilidad de los profesores, que han sido "seleccionados cuidadosamente" y que tienen doctorados, títulos de instituciones de prestigio, además de experiencia en investigación y en el mundo de la empresa.

También ha felicitado a los institutos Alonso Quijano, de Alcalá de Henares, Marqués de Santillana, de Colmenar Viejo, y María Guerrero, de Collado Villalba, por haber sido los que más alumnos aportaron al Bachillerato de excelencia.

Estos alumnos han sido seleccionados en el examen para el Premio Extraordinario de Secundaria en julio pasado, entre un total de 2.800 estudiantes que tenían un 7 de media en 3º de ESO o un 8 en materias fundamentales de cuarto.

Este "Bachillerato de exigencia", en palabras de Aguirre, se imparte en las especialidades de Ingeniería y Arquitectura, Ciencias de la Salud, Ciencias Mixto (Salud, Arquitectura e Ingeniería) y una cuarta de Artes y Humanidades, y Ciencias Sociales y Jurídicas.

El plan de profundización académica incluye más horas lectivas y actividades extraescolares, entre ellas una hora más de inglés a la semana, un segundo idioma (francés o alemán), una hora más de Física y Química o bien de Latín, según la especialidad.

Al final del curso, los alumnos se someterán a un examen global para evaluar los conocimientos adquiridos y tendrán que presentar un trabajo monográfico tutelado por un profesor.

EN DIEZ INSTITUTOS QUE LO SOLICITEN

La Consejería pretende extender este modelo creando "aulas de excelencia el próximo curso en una decena de institutos que lo soliciten", entre ellos el Ramiro de Maeztu (Madrid), el Cardenal Cisneros (Alcalá de Henares) o el Joan Miró (San Sebastián de los Reyes) que ya han manifestado su interés, ha explicado Figar.

Tras subrayar que las clases son impartidas "por profesores funcionarios y no suponen coste alguno para la Administración", la consejera ha subrayado "el esfuerzo que están haciendo los profesores" del Bachillerato de excelencia. "Trabajan hasta las once de la noche preparando las clases y solucionando las dudas de los alumnos, que tienen mucho interés en aprender", según se lo han contado los propios docentes en las reuniones periódicas que mantiene con ellos la Consejería.

La Consejería está estudiando las condiciones en las que se hará la extensión paulatina del modelo, que "no supondrá en ningún caso rebajar los criterios" para acceder a este bachillerato, ha apostillado la consejera.

El Bachillerato de Excelencia es voluntario y para acceder a él los alumnos con los mejores expedientes académicos deben presentarse al examen de los Premios Extraordinarios de Secundaria de la Comunidad de Madrid.

El Bachillerato de Excelencia es impartido por profesores funcionarios por lo que no supone ningún coste extra a la Administración.