Agricultores reparten 20.000 kilos de alimentos en Madrid como protesta

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha repartido este martes en Madrid alrededor de 20.000 kilos de alimentos entre verduras, hortalizas, leche y aceite de oliva virgen extra para solicitar cambios en la Ley de la Cadena Alimentaria y denunciar la situación de crisis que sufren los agricultores y ganaderos españoles.

Centenares de personas se acercaron a la madrileña plaza de Opera para recoger calabacines, berenjenas y tomates llegados de Almería, cartones de leche de Galicia y aceite de oliva, procedente de Jaén, que repartían los representantes agrarios para reivindicar sus productos.

El secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, señaló que este acto reivindicativo ha tenido lugar cerca del Senado porque se cumple el plazo de presentación de enmiendas a la Ley de la Cadena Alimentaria que ha presentado el Gobierno. "Tenemos la oportunidad de que haya una ley que pueda regular el funcionamiento de la cadena agroalimentaria, pero debe de ser una Ley que sirva de verdad y que resuelva los problemas que tenemos", subrayó.

"Reivindicamos una Ley que necesita una serie de mejoras para que sea una normativa que sirva para algo. Necesitamos que haya un organismo de mediación, un mediador para que cuando alguien quiera imponer su ley le diga que no es así porque los códigos de buenas prácticas no funcionan, además de tener un régimen sancionador duro", aseguró Lorenzo Ramos.

Entre las medidas que también solicitan que cambien en este proyecto de Ley exijen que las ventas a pérdidas y las campañas de productos reclamo sean "prohibidas" y consideradas como "una práctica abusiva comercial". "Estas campañas de grandes superficies, sobre todo denunciamos a Carrefour con lo que está haciendo con la leche y que se está cargando el sector ganadero español. Estas prácticas se están cargando la ganadería española y luego vamos a tener que traer de fuera y pagaremos todo más caro. "Si todo esto no se recoge, la Ley se quedará coja y no servirá de nada", avisó.

El representante de UPA explicó que la acción de esta mañana pretende concienciar a los españoles. "Queremos que los consumidores sean nuestros aliados y sepan que no se puede jugar con las cosas de comer como está haciendo alguna gente por la política de tirar los precios", subrayó.

Por último, Lorenzo Ramos aseguró que cree que el "Gobierno no es sensible a los problemas de ganaderos y agricultores". "Este es un sector estratégico y necesario, que está aguantando a pesar de la crisis actual y en el que vamos sacando adelante nuestras explotaciones", reivindicó sobre la importancia de la agricultura y ganadería en la economía del país.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, que tras el reparto marcharon al Senado para entregar sus enmiendas a la Ley de Cadena Alimentaria, además de repartir los 20.000 kilos de alimentos en Madrid, también ha regalado una gran cantidad de productos esta mañana al Banco de Alimentos.