Agentes de policía salvan la vida de un bebé inconsciente que no respiraba

La policía busca al conductor y a la dueña del coche abandonado en la Gran Vía
La Policía Nacional y la Municipal buscan al hombre que ayer dejó abandonado un coche en plena Gran Vía de Madrid para aclarar por qué salió corriendo, sin amago de mirar atrás y dejando las llaves puestas, así como a la dueña del vehículo, que reside en Barcelona y aún no ha sido localizada. El suceso ocurrió sobre las siete de la tarde a la altura del número 64 de la Gran Vía, cerca de la confluencia de la calle San Bernardo y entre los estaciones de Metro de Santo Domingo y Gran Vía. |Telemadrid

Agentes de la Policía Nacional de Parla han salvado la vida a un bebé de doce meses que había perdido la consciencia, no respiraba y no respondía a ningún estímulo y cuyos padres lo llevaron a la Comisaría en busca de ayuda urgente.

Los hechos, de los que la Policía ha informado ocurrieron sobre las 16.30 horas del sábado 4 de marzo, cuando una mujer entró en la Comisaría con una niña inconsciente, con rigidez muscular, sin respiración y con la mirada fija sin responder a ningún estímulo. El padre apareció instantes después arrojando el carrito de bebé al inicio de las escaleras.

Los agentes comenzaron las maniobras de reanimación para desatascar sus vías respiratorias y, uno de ellos, colocó el bebé a lo largo del antebrazo e inició la maniobra de Heimlich.

Tras varias compresiones torácicas, el bebé reaccionó levemente y empezó a respirar de forma irregular y a abrir y cerrar los ojos. Se avisó al centro hospitalario de que se iba a proceder al traslado de la menor en un indicativo policial, dada la extrema gravedad y urgencia de la situación.

Tras ser asistida en el hospital, la niña fue dada de alta y se ha recuperado totalmente. La intervención ha sido llevada a cabo por agentes de la comisaría de Parla pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.