Abre en Madrid la Fábrica de los Sueños con actividades para niños y adultos estas Navidades

Abre en Madrid la Fábrica de los Sueños con actividades para niños y adultos estas Navidades

Este lunes ha abierto en Madrid la Fábrica de los Sueños, una iniciativa de Loterías y Apuestas del Estado que programará actividades para niños y adultos a lo largo de estas Navidades, según ha informado el Ayuntamiento de la capital en un comunicado. La delegada de Familia y Servicios Sociales, Concepción Dancausa, ha presentado este lunes el proyecto, radicado en un espacio de más de mil metros cuadrados en el Palacio de Neptuno (c/ Cervantes, 42) donde se ha recreado un mundo de ilusión y fantasía en torno a una de las tradiciones más arraigas del país: la lotería de Navidad.

En La Fábrica de los Sueños, y acompañados por diecisiete actores, los visitantes podrán disfrutar de actividades tan impactantes como la 'Máquina de captura de sueños', la Pantalla de niebla, recorridos por el Bosque secreto, la exposición de elementos utilizados en el rodaje del spot cuya estrella son los 'Cazasueños', interpretación en vivo de la melodía de la campaña y hologramas de imágenes del spot en 3D.

Además, los más pequeños podrán ser protagonistas del spot y participar en juegos, escribir sus sueños en un ejemplar gigante del Libro de los Sueños y subirlos on-line con smartphones con la aplicación móvil 'La fabrica de sueños'. Desde el Mirador se puede asistir al espectáculo de luces hacía el Bombo de las Ilusiones.

TAMBIEN LOS NIÑOS DE SAN ILDEFONSO

En la visita de este lunes han participado también los niños del Colegio de San Ildefonso Johann Sebastián y Camila, encargados de cantar el gordo el día del Sorteo de Navidad, han reconocido este lunes que ya están "nerviosos" y con "miedo" de que se les resbalen las bolas el próximo 22 de diciembre, cuando miles de personas les estarán observando a través del televisor.

Johann Sebastián es de Ecuador y tiene 10 años y, como en el caso de Camila, de Bolivia y un año mayor que su compañero, será la primera vez que participe en el sorteo. Sin embargo, parece tener muy claro que este año va a cantar el gordo y ya ensayaba ante las cámaras. "Llevamos ensayando desde octubre y siempre me imagino ese momento, cuando cante los 4 millones de euros, intentando contener la alegría".

A los niños lo que más les asusta es que se les caiga alguna de las bolas. "Son pequeñas y se resbalan", explican. Además, aseguran que resulta difícil enseñarlo bien a la cámara y se muestran preocupados por el segundo premio --los 1.250.000 euros-- porque, según ellos, "es el más difícil de cantar".

Camila, por su parte, cuenta los consejos de la familia y los amigos. "Nos dicen que suerte, que lo hagamos lo mejor posible y que no nos preocupemos, que nos va a salir bien", ha recordado. Pero los nervios no siempre se pueden controlar y Camila ya adelanta que la noche anterior al sorteo no podrá dormir.

Otra de las cosas que más "ilusión" les hace es dar un premio "a quienes más lo necesiten". Los niños asienten cuando se les pregunta por la crisis porque, según afirman, es una palabra que han oído muchas veces en casa. "Estamos contentos porque puede ser que le toque a nuestra familia, a los amigos o a alguien que lo necesite", han concluido.