Abre sus puertas la sucursal del Casino Gran Madrid en Recoletos

El Casino Gran Madrid ha sido el primero en abrir una sucursal en el centro de la capital, con la inauguración este lunes de una sala anexa a su sede de Torrelodones en el Paseo de Recoletos, a la altura de la Plaza de Colón.

La apertura tuvo lugar a las 16 horas de ayer, "unas horas después de que la Comunidad de Madrid concediese la autorización de funcionamiento de esta sala apéndice", según informa el casino en un comunicado.

Al respecto, fuentes de la Comunidad de Madrid han informado de que el consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha firmado la autorización este mediodía.

Las mismas fuentes han indicado que previsiblemente esta semana se firme la otra autorización que queda pendiente para que también pueda abrir sus puertas la sucursal del casino de Aranjuez localizada en el número 24 de la Gran Vía, una vez cuente con la licencia municipal.

El nuevo Casino Gran Madrid-Colón ocupa un total de 4.123,28 metros cuadrados que se distribuyen en cuatro plantas, en un edificio distinguido por el Colegio de Arquitectos de Madrid en 2010, caracterizado por su fachada decorada con láminas verticales inclinadas.

450 EMPLEOS, 250 DE NUEVA CREACIÓN

Casino Gran Madrid-Colón dará empleo a 450 personas, de las cuales más 250 serán de nueva incorporación. La mayoría de ellos (162) ejercerán su trabajo en el Departamento de Juego, a los que hay que añadir nuevos profesionales del Departamento de Seguridad (más de 30 personas) y los recursos de Hostelería, que se incrementa con una quincena de nuevos profesionales. A estos hay que añadir el medio centenar de profesionales que ocupará el Restaurante Columbus.

La edad media de los nuevos empleados se sitúa en los 26 años, y abarca un abanico de edades que va desde los 18 a los 48 años. La mayoría de las personas del proyecto Gran Madrid en la capital son de procedencia española, aunque también tienen presencia en la plantilla del Casino trabajadores de otras seis nacionalidades más: argentinos, franceses, polacos, rumanos, rusos y ucranianos.

En cuanto a género, serán 58 las mujeres que se incorporen al Casino en esta nueva sede, frente a 149 hombres.

Todas las personas de nueva incorporación -desde los crupieres hasta el personal de hostelería, pasando por los miembros del departamento de seguridad- se han formado en los cursos organizados en la sede del Casino en Torrelodones. En conjunto, y con estas nuevas incorporaciones, la marca Gran Madrid da empleo actualmente a cerca de 1.000 profesionales.

20 MILLONES DE EUROS DE INVERSIÓN

La adecuación, remodelación y construcción de la sucursal del primer casino de Madrid en el corazón de la capital asciende a una cifra próxima a los 20 millones de euros. Los trabajos de construcción se iniciaron el día 1 de abril y se han prolongado durante 198 días. Ha habido jornadas en las cuales se han llegado a reunir hasta 120 obreros, de una docena de oficios distintos. En su creación han participado un centenar de empresas.

Además de la oferta de juego, que incluye mesas y máquinas de azar, contiene equipamientos complementarios y auxiliares, con servicios de restauración y cafetería.

La sala principal se ubica en una superficie de 1.732 metros cuadrados y alberga una zona de mesas de juego, máquinas de azar y un café-bar, llamado 'Bond'. La planta baja acoge otra zona de juego y otro local destinado a bar-cafetería, el 'Rhum&Rhum Bar', en una superficie total de 1.000 metros cuadrados.

La entreplanta, de 566 metros cuadrados, está reservada al Restaurante Columbus, que será gestionado por los hermanos Sandoval, creadores del concepto de la 'Arqueología de los sabores'. Aquí también se sitúa el 'afterwork', que aspira a ser un referente en las tardes-noches de Madrid.

La planta primera, de 780 metros cuadrados, contiene una sala privada de juego. En esta superficie, convenientemente deslindada, también se ubica las zonas privadas para uso interno (sala de descanso del personal, vestuarios).

"Casino Gran Madrid, en todo momento, ha adecuado su proyecto a los requisitos recogidos en la Modificación del Reglamento de Casinos de Juego aprobado por la Comunidad de Madrid, referidos a las salas apéndice", señala el comunicado.

Es decir, la superficie destinada a la práctica de los juegos de mesa autorizados no excede los 1.000 metros cuadrados, excluido el espacio destinado a máquinas de juego. En total cuenta con el máximo número de mesas permitidas (27) y con 65 máquinas de azar.

CONTRIBUIR A LA PROYECCIÓN DE LA CAPITAL

Según Casino Gran Madrid, se buscaba un proyecto icónico que contribuyese a la proyección de la capital en el contexto internacional, por lo que la configuración espacial ha sido ideada para maximizar la experiencia de la visita de los clientes y transmitir la fantasía que se deseaba para la ciudad de Madrid.

Para ello, se ha diseñado un espacio con atmósferas diferenciadas, microespacios exclusivos y "geometrías imposibles", estructurado en torno a una serie de puntos icónicos, que incluye un jardín vertical, árboles interiores de luces leds y dos mosaicos -con más de 40.000 teselas de esmalte de Murano- reproduciendo una de las más famosas litografías del artista gráfico Escher.

El concepto arquitectónico y el interiorismo han sido obra de Ignacio García de Vinuesa. En palabras de su autor, "traspasar las puertas de Casino Gran Madrid en Colón será adentrarse en un mundo de juego y fantasía; un lugar mágico en el que los sueños se puedan hacer realidad".