La Abadía del Valle de los Caídos defiende su economía tras quedarse sin la subvención

Posturas irreconciliables han sembrado el camino de escollos para la exhumación de Franco
Valle de los Caídos

La Abadía de Valle de los Caídos ha defendido que su situación económica "no responde al dramatismo expresado en algunos mensajes" tras la suspensión de la subvención anual por parte del Gobierno de 340.000 euros.

En un comunicado, los monjes agradecen las "oraciones y muestras de apoyo y ayuda de numerosas personas e instituciones".

"Nuestra situación no responde al dramatismo expresado en algunos mensajes nacidos de la buena voluntad de diversas iniciativas particulares que se han difundido en las redes sociales y en los medios", apuntan.

El Valle de los Caídos está administrado de forma temporal desde 1982 por la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos y los monjes tienen cedido el lugar en el que se encargan de la Abadía, la Hospedería y la Escolanía, según fuentes de Patrimonio.

La partida de 340.000 euros que corresponde a la Abadía, que está recogida en los Presupuestos Generales de 2018, se transferirá cuando presenten un "presupuesto de ingresos y gastos equilibrado" que se puede analizar "económica y contablemente". "Fundamentado y veraz", han recalcado las fuentes.

Los monjes recuerdan que "el número de la cuenta bancaria" de la entidad se encuentra en la página web, ya que "muchas personas consultan si las cuentas bancarias que circulan son realmente" de la Abadía.