La A-2 contará con un carril Bus-VAO de entrada y salida de Madrid

Obras en al A-2
Obras en al A-2 |Telemadrid

La autovía A-2 contará con un carril Bus-VAO de entrada y salida de Madrid, han informado este jueves la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, y el titular de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, en rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno. La Junta de Gobierno ha autorizado el convenio de colaboración con la Administración central y el Consorcio Regional de Transportes.

El gasto municipal previsto es de 3,2 millones de euros de un global de 13 millones, a asumir a partes iguales entre el Ministerio de Fomento, la Dirección General de Tráfico, el Consorcio Regional de Transportes y el Ayuntamiento.

Son tres fases la que conforman la obra, que arranca con los trabajos en el carril de entrada, desde el nudo de la M-300, en el punto kilométrico 23,500 (Torrejón de Ardoz) hasta pasado el enlace de la A-2 con la M-30 en el punto kilométrico 4,200.

El carril de salida iría desde el punto kilométrico 6,100 hasta el 14,900, a la altura del barrio de Las Rejas, en San Blas-Canillejas.

Con respecto a los plazos para implantar estas medidas, comenzarán a correr a partir de la firma del convenio, texto que se encuentra en poder de cada una de las administraciones.

El texto autorizado en la Junta es el fruto del proceso iniciado el 28 de noviembre de 2017 por las tres administraciones, cuando suscribieron un acuerdo general para colaborar en la puesta en marcha de esta intervención viaria. El convenio regula las actuaciones y compromisos, incluidos los financieros, que corresponden a cada una de las partes.

LOS AUTOBUSES CIRCULARÍAN POR EL CARRIL IZQUIERDO DE LA CALZADA, CON UN NÚMERO REDUCIDO DE PUNTO DE EMBARQUE

La actuación se recoge en tres proyectos, cuya redacción se está finalizando y que se desarrollarán por fases a través del Ministerio de Fomento. La solución propuesta, tanto de entrada como de salida, consiste en reservar para autobuses y para VAO el carril izquierdo de la calzada de la autovía A-2, estableciendo un número reducido de puntos de embarque con el objetivo de que los vehículos que ingresen en el carril, se mantengan dentro de él hasta llegar al final del recorrido.

La adaptación de los carriles izquierdos como carriles BUS-VAO se apoyará principalmente en actuaciones en materia de señalización horizontal y vertical, en la identificación del carril reservado mediante la colocación de balizas luminosas, y en Sistemas Inteligentes de Transporte (ITS). Los ITS permitirán la gestión y explotación del tráfico en el carril izquierdo de una manera flexible, de forma inmediata y basada en datos reales. Esto aportará flexibilidad e inmediatez en la apertura y cierre del carril, así como determinar el tipo de vehículos, la ocupación de VAO y el límite de velocidad variable. También posibilita poner mayor capacidad viaria a disposición de los modos más eficientes de transporte al optimizar la infraestructura existente.

La intervención prevista está incluida en las medidas del Plan A de Calidad de Aire y Cambio Climático, destinadas a reducir la contaminación y la emisión de gases de efecto invernadero, y encaminadas a cumplir la legislación europea y nacional en materia de calidad del aire.

Entre las 30 medidas contempladas en el Plan A, se encuentra la de realizar actuaciones sobre la red viaria y el espacio público dirigidas a reducir la intensidad del tráfico privado y a la promoción del transporte público y de modos activos de movilidad.