Un video muestra la cárcel de los horrores en Argentina

Argentina ya tiene su propia versión de la tristemente famosa prisión de Abu Ghraib en Irak donde los soldados norteamericanos torturaban a los presos iraquíes fotografiando sus hazañas. Algo parecido ha ocurrido en la cárcel de San Felipe a 1.000 km de Buenos Aires, en la provincia argentina de Mendoza. Un guardia de la prisión ha grabado con su móvil las palizas y humillaciones que constantemente infringen los agentes a los reclusos.

Por un azar del destino el móvil con que se grabaron las imágenes ha terminado en manos del familiar de un preso que inmediatamente ha denunciado los hechos. El escándalo ha recorrido Argentina al saltar a los medios de comunicación el contenido de los videos. Con todo lujo de detalles se observan las palizas que reciben los internos.

Es el caso de William Vargas, un jóven que cumple tres años de condena por cultivar 7 plantas de marihuana, con las manos esposadas en la espalda recibe una brutal paliza mientras sus torturadores se rién. En otras grabaciones los agentes de la prisión practican boxeo con los presos, o bien se divierten sacando a golpes a los reclusos de las duchas. Tras la difusión de las imágenes se ha abierto una investigación. Tres responsables de seguridad de la cárcel han sido cesados y cuatro agentes detenidos. Afrontan condenas que podrían ir entre los 8 y los 25 años de prisión.

Desde 2004 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) viene recibiendo denuncias de trato cruel e inhumano a los presos encerrados en la provincia de Mendoza, gobernada por el peronista Celso Jaque, aliado de la presidenta Cristina Fernández, viuda de Kirchner.

L