La ultraderecha alemana crece en el este alemán y critica el "cordón sanitario" contra ella

Alternativa por Alemania
Alternativa por Alemania

La ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) se mostró este lunes exultante por los resultados electorales que logró en las elecciones de los Länder (estados federados) de Sajonia y Brandeburgo este domingo y criticó que los demás partidos les veten como posible socio de gobierno.

Consiguen la segunda posición en los dos parlamentos regionales, pero triplicando y doblando sus diputados, respectivamente.

La CDU de Angela Merkel se mantiene como el partido más votado en Sajonia y lo mismo el Partido Socialdemócrata en Brandeburgo, aunque en ambos casos con pérdidas.

Los dos presidentes del partido y sus candidatos en los dos estados federados ofrecieron una rueda de prensa para analizar los comicios, después de quedar como segunda fuerza en Sajonia y Brandeburgo, donde lograron un 27,5 y un 23,5% de los votos, respectivamente. En el primero triplicaron el número de sufragios que obtuvieron en las pasadas regionales; en el segundo, los duplicaron. "Somos los radiantes vencedores", resumió el copresidente Jörg Meuthen, quien predijo que harán una "dura oposición" en los dos Länder frente a "gobiernos frágiles".

El otro copresidente, Alexander Gauland, criticó además el "cordón sanitario" con que las demás formaciones les han cercado y se niegan a colaborar con ellos. A su juicio, la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel va a tener muy difícil justificar su negativa a negociar con AfD mientras habla para formar una coalición con otras formaciones más distantes ideológicamente, como el Partido Socialdemócrata (SPD) o Los Verdes. "Especialmente en Sajonia, donde la CDU es muy conservadora, va a ser muy difícil justificar que a toda costa no quieran habar con AfD", argumentó Gauland. Su estrategia ahora es mantenerse en sus tesis y "esperar". "Estoy convencido de que a medio plazo se conformará una mayoría de derechas", agregó el copresidente.

Por su parte, el candidato ultraderechista en Brandeburgo, Andreas Kalbitz, criticó que se vete al "tercio" de los votantes que les han elegido y subrayó que AfD "ha venido para quedarse" y que ya son "un partido mayoritario en el este de Alemania". Además, se mostró optimista y vio "margen para mejorar". Urban agregó que su partido ha logrado esos resultados "pese a la resistencia masiva de otros partidos, los medios, los sindicatos y las iglesias". "Ésa es la razón por la que no somos más fuertes, es muy injusto", indicó.