Las tropas malienses y francesas recuperan la ciudad de Diabali

mali3_soldados470
mali3_soldados470 |Archivo

Tropas malienses y francesas recuperaron hoy el control sobre la ciudad de Diabali, situada a 400 kilómetros al norte Bamako, y que fue tomada el pasado lunes por los grupos salafistas que controlan el norte de Mali desde junio, confirmó una fuente de seguridad.

Parte de la población que había abandonado la localidad, en la que se desarrollaron intensos combates, ha comenzado a regresar a sus casas, añadió la fuente.

La entrada en Diabali, en el centro del país, se produce pocas horas después de que el Ejército de Mali lograra hacerse con el control total de Kona, en el centro-este, y que también había caído en manos de los radicales islámicos.

Un habitante de la ciudad, Kalifa Traoré, aseguró por teléfono que la "conquista de Diabali ha sido muy táctica. Había que ser muy prudente para evitar víctimas entre la población civil".

Según habían informado fuentes de seguridad, los asaltantes, que llegaron a Diabali huyendo de los bombardeos franceses contra la ciudad de Lere, en territorio rebelde, se escondían entre la población de la localidad, de 20.000 habitantes.

Un militar sobre el terreno comentó a Efe por teléfono que había sido de mucha ayuda a la ofensiva la actitud de los habitantes que, según la fuente, permanecieron en sus casas durante los cinco días que han durado los combates.

La fuente reconoció también la importancia de la intervención de las tropas francesas, que prestan ayuda al Ejército maliense desde hace una semana.

"La ayuda de las tropas especiales francesas ha pesado mucho para inclinar la balanza de nuestro lado", reconoció la fuente.

La recuperación de estas dos ciudades coinciden con la llegada de los primeros efectivos de la misión internacional de apoyo a Mali (AFISMA).

Según confirmó la dirección de información del Ejército, 100 soldados nigerianos y 300 de Togo ya están en la capital del país a la espera de que llegue el resto de los 3.300 uniformados que ayudarán al Gobierno maliense en su lucha contra los rebeldes islamistas que se han hecho fuertes en las provincias septentrionales de Mali.

FRANCIA TIENE 1800 MILITARES EN MALI

El ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, informó hoy de que su país tiene 1.800 militares en Mali, donde el objetivo tras el lanzamiento de la operación contra los rebeldes integristas que ocupan el norte es incrementar esa cifra hasta 2.500.

Le Drian destacó que con esos 1.800 soldados prosigue "la progresión de nuestra implantación sobre el terreno".

El pasado martes, el Estado Mayor del Ejército francés había informado de que entonces tenía unos 750 efectivos en Mali, esencialmente dos compañías llegadas de Chad y un escuadrón blindado con unos 60 vehículos procedente de Costa de Marfil, además de las fuerzas especiales.

Buena parte de esos militares se han desplazado desde Bamako hacia el norte en estos últimos días.

El Ministerio de Defensa de Francia confirmó hoy la toma de la ciudad de Kona por el ejército de Mali, pero puntualizó que Diabali, donde no hubo combates, no se puede considerar bajo el control de las fuerzas malienses y francesas.

Un portavoz ministerial señaló que las tropas de Mali ocupan Kona, a unos 700 kilómetros al noreste de Bamako y en manos de los rebeldes integristas desde el pasado día 10, lo que precipitó la intervención francesa.

El portavoz puntualizó que, a media tarde de hoy, no había combates en Diabali, lo que daba a entender que esta localidad a 400 kilómetros al norte de la capital de Mali no había sido todavía recuperada, en contra de informaciones previas.