Las tensiones en Libia han devuelto la incertidumbre a las bolsas

El parqué madrileño ha cerrado la sesión con una caída del 1%, que ha situado al Ibex 35 en la cota de los 10.701,9 puntos, en una jornada dominada por el signo negativo durante toda la sesión y por las tensiones en Oriente Medio.

En sólo dos días el Ibex ha cedido más de un 3% y ha caído 400 puntos. No obstante, el selectivo logró moderar al cierre de la jornada la caída, ya que en algunos momentos llegó a caer un 2%.

La apertura de Wall Street y el dato de confianza del consumidor de la Conference Board en febrero han servido para aminorar las caídas y, además, han demostrado que los sucesos de Africa están afectando más a Europa que a EE.UU.

RIESGO DE ESTANFLACION

Los expertos también indican que las tensiones en esta región han elevado el riesgo de inflación, ya que desde que las protestas en Túnez se recrudecieran a finales de enero, el crudo Brent ha subido entorno al 12%.

"Este hecho es especialmente grave en la Europa periférica, con unos niveles mayores de inflación (en España el IPC se sitúa en el 3,3%)", explica el analista de IG Markets Daniel Pingarrón, quien añade que esta situación está reavivando los problemas de la deuda.

En el mercado de divisas, el euro cede posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión el cambio entre las dos monedas quedaba fijado en 1,3662 unidades.

Las tensiones en Oriente Medio continúan y el precio del barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, ha llegado a superar por primera vez desde el 4 de septiembre de 2008 la barrera de los 108 dólares.