El sospechoso del atentado de Berlín muere en un tiroteo con la Policía en Milán

El sospechoso de cometer el atentado de Berlín, Anis Amri, murió hoy tras un tiroteo con la Policía italiana en la ciudad de Milán (norte), según informaron los medios que citan fuentes de la investigación.

El ministro del Interior de Italia, Marco Minniti, confirmó este viernes que el tunecino de 24 años sospechoso de cometer el atentado de Berlín, Anis Amri, murió tras un tiroteo con la Policía italiana en la ciudad de Milán (norte). El ministro confirmó "sin duda" la identidad de Amri e informó que el tiroteo se produjo a las 3.00 locales (2.00 GMT) en el barrio milanés de Sesto San Giovanni cuando el sospechoso fue parado por la Policía en un control de seguridad rutinario.

En ese momento sacó su pistola y abrió fuego contra los dos agentes, hiriendo a uno de ellos en la espalda. El otro agente respondió a los disparos del tunecino y lo mató.

El ministro explicó que el agente herido se encuentra hospitalizado pero que su vida no corre peligro.

Minniti no entró en los detalles de la operación "porque hay una investigación en curso" y porque esta información "puede tener un desarrollo". Y defendió que el nivel de alerta y seguridad en Italia "funciona".

Explicó que se "ha neutralizado" a un individuo que había llegado a Europa después de pasar por varios países europeos y esto "quiere decir que hay un sistema capaz de funcionar", defendió Minniti.

PROCEDENTE DE FRANCIA

El ministro agradeció la labor de las fuerzas del orden y sobre todo de los dos jóvenes policías de la patrulla que detuvo al tunecino para pedirle los papeles. Los medios de comunicación italianos que citan fuentes de la Policía de Milán explican que el supuesto terrorista llegó al barrio milanés de Sesto San Giovanni a bordo de un tren procedente de Francia como se pudo comprobar en un billete que tenía en su mochila.

Anis Amri está considerado como principal sospechoso del atentado en el mercado navideño de Berlín en el que murieron 12 personas y decenas resultaron heridas. Se cree que Amri desembarco en 2011 en Italia como inmigrante, donde permaneció en la cárcel durante cuatro años por delitos como amenazas, robo y agresión.

DETENIDOS DOS HERMANOS KOSOVARES AL OESTE DE ALEMANIA

Además, dos hermanos kosovares, de 28 y 31 años, fueron detenidos esta madrugada en Duisburgo (oeste de Alemania), bajo la sospecha de que preparaban un atentado en un gran centro comercial de la vecina ciudad de Oberhausen.

Fuentes policiales confirmaron hoy las detenciones, que se produjeron después de redoblar la vigilancia en esa superficie, una de las mayores de Alemania con 250 comercios.

Dichas fuentes precisaron que se analiza en qué fase estaban los preparativos de atentado de los dos sospechosos y si hay otras personas implicadas.

Las detenciones se produjeron pasada la medianoche, cuando un comando del cuerpo de elite de la Policía (SEK) arrestó a los dos sospechosos. El centro comercial tiene previsto abrir hoy con normalidad sus puertas, según la Policía local.

Antes de cerrar sus puertas, ayer jueves, hubo en la gran superficie comercial un operativo policial y se ha dispuesto para hoy un dispositivo especial, con presencia reforzada de agentes patrullando por sus dependencias.

El "Centro Oberhausen" está situado en lo que fue una gran planta metalúrgica de la región y fue abierto hace unos 20 años. En distintos puntos de esa región, del estado federado de Renania del Norte-Westfalia, se han efectuado sucesivos registros de viviendas en los últimos días, en algunos casos relacionados con el atentado del mercadillo navideño de Berlín.

El sospechoso de ese ataque, cometido el pasado lunes y que dejó doce muertos, es el tunecino Anis Amri, de 25 años, quien había residido tras llegar a Alemania en ese estado, donde asimismo se le relaciona con círculos yihadistas de la región.

Se sospecha que Amri puede seguir en Berlín y ayer la televisión regional de la ciudad-estado difundió imágenes supuestamente de él, captadas horas después del ataque por una cámara de vigilancia instalada ante una mezquita de la capital alemana.

El joven tunecino aparece ahí en la puerta de ese centro, bajo vigilancia policial por ser un lugar de encuentro de la minoría radical salafista. Las imágenes corresponden a la madrugada del lunes al martes, unas ocho horas después del ataque, mientras que en otras imágenes, correspondientes al 14 y el 15 de diciembre, se ve le distingue asimismo en el acceso al centro.

Según ese medio, el lugar fue objeto de un registro por parte de un comando especial de la Policía este jueves. Las sospechas sobre Amri cobraron fuerza hoy, tras confirmarse que en la cabina del camión con que se cometió el atentado había huellas dactilares suyas.