Un seísmo de 7,1 grados sacude de nuevo el noreste de Japón provocando alerta de tsunami

Un seísmo de 7,1 grados sacude de nuevo el noreste de Japón provocando alerta de tsunami

Un terremoto de 7,1 grados en la escala abierta de Richter sacudió hoy de nuevo el noreste de Japón y provocó una alerta de tsunami en la costa de esa región, según informó la Agencia Meteorológica nipona. El seísmo tuvo lugar a las 17:16 hora local (08:16 GMT) con epicentro a diez kilómetros de profundidad en la provincia de Fukushima, donde alcanzó el grado 6 en la escala japonesa de 7, que se centra más en el alcance que en la intensidad del temblor.

EVACUACIÓN DE FUKUSHIMA

El terremoto llevó a evacuar temporalmente a los trabajadores de la central nuclear de Fukushima Daiichi por motivos de seguridad, según un portavoz de TEPCO, la operadora de la planta, seriamente dañada por el fuerte seísmo y tsunami de 9 grados de hace justo un mes.

TEPCO también señaló que no hay cambios en los parámetros de radiactividad en torno a la central nuclear tras el terremoto, que sin embargo cortó el suministro eléctrico externo para bombear agua en los reactores 1, 2 y 3. Por ello, se está intentando refrigerar manualmente esas unidades con los camiones de bomberos, indicó TEPCO.

El terremoto no afectó en cambio al suministro eléctrico de la cercana planta de Fukushima Daini, a unos diez kilómetros de la de Daiichi, según indicaron tanto TEPCO como la Agencia de Seguridad Nuclear nipona. Las autoridades de la vecina provincia de Ibaraki señalaron a su vez que tampoco hay informes de daños en las centrales nucleares de esa región.

Tras el seísmo, la Agencia Meteorológica emitió una alerta de tsunami en la provincia de Ibaraki por olas de hasta dos metros, mientras en las provincias de Miyagi, Fukushima y Chiba se avisó de olas de hasta un metro.

El terremoto de 7,1 grados estuvo seguido de una réplica de 6 grados Richter un minuto más tarde y otra de 5,6 grados a las 17.26 hora local (08.26 GMT), todas ellas con epicentro en la provincia de Fukushima.

JAPÓN AMPLIARÁ ZONAS DE EVACUACIÓN EN TORNO A LA CENTRAL NUCLEAR DE FUKUSHIMA

El Gobierno de Japón anunció este lunes que ampliará las zonas de evacuación en torno a la central nuclear de Fukushima en el plazo de un mes en función de la radiactividad que se detecte en distintas localidades. El ministro portavoz nipón, Yukio Edano, dijo que los nuevos planes de evacuación se aplicarán a localidades como Iitate, a 40 kilómetros de la central, o al pueblo de Minami Soma, donde se han medido niveles de radiactividad superiores a los permitidos.

Hasta el momento, el Gobierno mantiene un área de exclusión de 20 kilómetros en torno a la central nuclear y recomienda a aquellos residentes que se encuentran a entre 20 y 30 kilómetros de la planta que permanezcan en sus viviendas o abandonen la zona. Edano dijo que las nuevas evacuaciones afectarán por el momento a a media decena de localidades en las que el nivel de radiactividad puede ser perjudicial para la salud si los ciudadanos reciben una exposición de entre seis meses y un año.

El portavoz del Gobierno detalló que, a diferencia de aquellos pueblos en un radio de 20 kilómetros en torno a la central, no se descarta que los nuevos evacuados puedan regresar a sus viviendas si la situación mejora. Por otra parte, recomendó que las mujeres embarazadas, los enfermos y los niños abandonen las áreas situadas a entre 20 y 30 kilómetros de la central.

El Gobierno japonés fijaba hasta ahora el límite de 50 milisievert de exposición anual para evacuar una zona, aunque la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón había recomendado desalojar las áreas con un nivel anual de radiación de 20 milisievert. Pese a estar más alejada de Fukushima que otros pueblos, la localidad de Iitate, de unos 7.000 habitantes, es una de las más afectadas por la radiactividad, con niveles de contaminación que llegan al doble de lo permitido.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) había recomendado a finales de marzo desalojar ese pueblo, un llamamiento al que se habían sumado organizaciones ecologistas como Greenpeace. Edano insistió en que los nuevos planes de evacuación se realizarán teniendo en cuenta las recomendaciones del OIEA y de la Agencia de Seguridad Nuclear.