Las protestas por la muerte de Floyd derivan en vandalismo contra estatuas

Las protestas por la muerte de Floyd derivan en vandalismo contra estatuas

Las protestas en Estados Unidos derivan en vandalismo contra estatuas de personajes históricos como Colón. Mientras, el hermano de George Floyd ha pedido en el Congreso que la muerte de su hermano no haya sido en vano.

Hoy, de nuevo, sale a la luz otro posible caso de abuso policial. Se trataría de otro joven, negro, muerto de un infarto por axfixia tras una detención policial. Igual que a Floyd, a Ellis, de 33 años también se le escucha decir: "no puedo respirar".

El gobernador de Washington ha abierto una investigación, mientras, en el Congreso se debate sobre los abusos policiales.

A la cámara de representantes acudía el hermano de Floyd, Filonise que pide una reforma para la Policía para que la muerte de su hermano no haya sido en vano.

El estado de Nueva York ya ha anunciado que prohibirá a sus agentes el uso de la llave de estrangulamiento.

Mientras, las protestas contra la violencia racista en EE.UU. han reforzado la caída en las encuestas del presidente Donald Trump, pero está por verse si la energía en las calles se traduce en votos a favor de su rival en las elecciones de noviembre, Joe Biden, un aspirante que entusiasma a pocos jóvenes.Según una encuesta publicada esta semana por la cadena CNN, solo el 38% de los estadounidenses aprueba la gestión de Trump, su peor puntuación en un año y medio.

En una de las manifestaciones en Washington por la muerte del afroamericano George Floyd, un joven con mascarilla azul se paseaba en bicicleta entre la multitud con una súplica escrita en un pedazo de cartón: "Recuerden esto en noviembre".

Siete personas fueron detenidas durante una protesta el miércoles en Miami por la muerte del afroamericano George Floyd tras vandalizar una estatua de Cristóbal Colón y otra de Juan Ponce de León, descubridor de la Florida, según informó la Policía este jueves. El rostro y las manos tanto de Cristóbal Colón como de Juan Ponce de León fueron pintados de rojo y también pintaron un puño alzado, el nombre de George Floyd y la hoz y el martillo en los monumentos que llevan desde 1953 y 1976 vigilando el paso de los miamenses por la ciudad.

Esta no ha sido la única estatua vandalizada a lo largo del país durante las protestas por el fallecimiento del afroamericano, ya que en la ciudad de Saint Paul (Minesota) un grupo de manifestantes arrancó de su base una estatua de bronce de más de 3 metros de altura.

No han sido las únicas. En Kenia, la reina Victoria ha aparecido decapitada y en Bélgica también se vandalizaba la efigie del rey Leopoldo II por su colonización del Congo.

El pasado martes, Estados Unidos se despidió de Floyd en un funeral en Houston (Texas) al que acudieron familiares, amigos y líderes comunitarios, y al que los miembros del Departamento de Policía de Houston formaron un pasillo y rindieron honores a su llegada a la iglesia.