Una protesta estudiantil ocupa la sede del Partido Conservador británico

Una manifestación de estudiantes británicos contra el aumento previsto del coste de las matrículas universitarias en el Reino Unido obligó hoy a evacuar en el centro de Londres la sede del Partido Conservador del primer ministro, David Cameron.

Decenas de miles de personas, la mayoría profesores y estudiantes, se han congregado a las puertas de la torre Millbank, donde se encuentra el cuartel general del partido gobernante, para protestar contra la proyectada triplicación del precio máximo de las matriculas de universidad a partir del 2012.

Los manifestantes, algunos de los cuales se encaramaron al techo del edificio, han encendido una fogata, y actualmente se viven momentos de tensión con la Policía, que intenta bloquear la entrada a la torre, de la que han sido evacuadas unas cien personas. Aunque de momento no se ha informado de heridos, se han causado daños a una ventana del edificio, al tiempo que muchos estudiantes continúan haciendo presión contra el cordón policial.

Con esta manifestación, liderada por el Sindicato Nacional de Estudiantes (NUS, en sus siglas en inglés), se quiere presionar a los diputados británicos para que a finales de año voten en contra de un proyecto de ley del Gobierno de coalición conservador-liberaldemócrata que elevaría el tope del precio de las tasas de ingreso a la universidad de las 3.290 libras actuales (3.785 euros) hasta las 9.000 libras al año (10.350 euros).

El presidente del sindicato estudiantil, Aaron Porter, ha advertido a los liberales de que se exponen a ser expulsados del Parlamento si votan a favor de esa polémica propuesta, violando así sus promesas electorales.

La dirigente del sindicato de profesores, Sally Hunt, criticó también el proyecto conservador de elevar el tope de las matrículas, al decir que "no hay nada justo ni progresista en triplicar el coste de una licenciatura y recortar de paso las becas, pues para muchos será determinante de si pueden o no proseguir estudios universitarios".

Los estudiantes dicen que combatirán a aquellos diputados liberales que en la campaña electoral expresaron su oposición a todo incremento de las matrículas y que ahora que su formación está en el Gobierno quieren votar a favor de la propuesta "tory".

Estudiantes de la Goldsmiths University of London ahorcaron simbólicamente la efigie del líder liberaldemócrata y viceprimer ministro, Nick Clegg, por apoyar la propuesta de sus aliados conservadores.

Con la elevación de las matrículas se trata de compensar el recorte de las subvenciones a las universidades por parte del nuevo Gobierno, una de las medidas destinadas a reducir el déficit.

Según el sindicato de profesores, el costo de los estudios universitarios se ha más que triplicado ya desde 1988, pese a lo cual ha empeorado el ratio entre estudiantes y profesores: en 1988 era de unos 13 alumnos por profesor mientras que ahora es de 16.