El príncipe de Asturias estrecha las relaciones de España con El Salvador

El Príncipe en El Salvador
Asiste a la toma de posesión del presidente de este país, Salvador Sánchez Cerén |Archivo

El príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, estrecha las relaciones de España con el Gobierno y la sociedad de El Salvador durante su visita oficial para asistir a la investidura del nuevo presidente del país centroamericano, Salvador Sánchez Cerén.

El heredero de la Corona española celebró sendas audiencias privadas con Sánchez Cerén y el presidente saliente, Mauricio Funes; un encuentro con miembros de la colectividad española en El Salvador y un almuerzo con representantes empresariales, políticos y culturales salvadoreños.

El excomandante guerrillero Salvador Sánchez Cerén asumió hoy la Presidencia de El Salvador, para un segundo mandato consecutivo de cinco años de la antigua guerrilla y ahora partido político FMLN.

El titular del Parlamento salvadoreño, Sigfrido Reyes, impuso a Sánchez Cerén la banda presidencial y le tomó la promesa constitucional, en la ceremonia oficial que se celebró en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO), en San Salvador.

Reyes retiró la banda al presidente saliente, Mauricio Funes, quien asistió al acto, pese a que su madre murió el sábado, y se la impuso a Sánchez Cerén.

En el evento también asumió el cargo el nuevo vicepresidente y excombatiente guerrillero Oscar Ortiz, quien durante cinco período consecutivos, desde 2000 hasta el año pasado, fue alcalde del municipio de Santa Tecla (centro del país).

Sánchez Cerén, de 69 años, se convirtió este domingo en el primer excomandante guerrillero en asumir la Presidencia de este país centroamericano, que vivió doce años de conflicto armado interno (1980-1992) entre la exguerrilla y el Ejército salvadoreño.

ESTARÁ EN EL CARGO HASTA 2019

El nuevo presidente asumió el cargo para el período 2014-2019, el segundo consecutivo del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), en sustitución de Funes, de cuyo Gobierno Sánchez Cerén fue vicepresidente.

En 2009, el ahora expresidente se convirtió en el primer mandatario de corte izquierdista de El Salvador, al sacar del poder a la hoy opositora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), que estuvo 20 años en el Gobierno.

Hoy Sánchez Cerén y Ortiz fueron ovacionados por los asistentes en la investidura. "¡Sí se pudo, sí se pudo!", y "El pueblo unido, jamás será vencido", fueron algunas de las frases que corearon muchos de los asistentes, entre aplausos. En la ceremonia, a la que asistieron unas 6.000 personas, participó el Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, en representación de España.

También estuvieron los presidentes de Bolivia, Evo Morales; Ecuador, Rafael Correa; Costa Rica, Luis Guillermo Solís, y la República Árabe Saharaui Democrática, Mohamed Abdelaziz. Asimismo, participaron los presidentes de Guatemala, Otto Pérez Molina, y de República Dominicana, Danilo Medina.

Además, estuvieron presentes el primer ministro de Taiwán, Jiang Yi-huah; los vicepresidentes de Argentina, Amado Boudou; de Cuba, Salvador Valdés; de Perú, Marisol Espinoza; de Nicaragua, Omar Halleslevens, y de Venezuela, Jorge Arreaza, y el viceprimer ministro de Belice, Gaspar Vega.