El presidente yemení resulta herido leve en ataque a complejo presidencial

yemen-fuego.jpg
yemen-fuego.jpg

El jefe de Estado yemení, Alí Abdalá Saleh, se encuentra "bien y en buena salud" tras resultar herido leve en un atentado contra el complejo presidencial en Saná, donde murieron tres de sus escoltas, informó un comunicado oficial.

La nota, que cita a una fuente de la Presidencia y fue publicada en la agencia estatal de noticias Saba, apuntó que también resultó herido el imán de la mezquita del palacio presidencial, donde Saleh y varios responsables gubernamentales se encontraban rezando cuando impactó un proyectil.

El texto explica que "durante el rezo de hoy se perpetró un traidor ataque con un proyectil en la parte delantera de la mezquita justo cuando se encontraba allí el presidente acompañado de altos cargos del gobierno".

El comunicado agregó que "los órganos competentes ya han iniciado investigaciones sobre la traidora y cobarde agresión que refleja la ira que guardan los conspiradores contra el pueblo, la patria, sus autoridades, la seguridad y la estabilidad del país".

Un ayudante del gobernante, que pidió el anonimato, dijo a Efe que Saleh sufrió heridas leves en la parte trasera de la cabeza por las esquirlas del proyectil y que fue tratado directamente en el palacio presidencial.

Según esa fuente, en el atentado resultaron heridos graves el presidente de la Cámara Alta del Parlamento Yehia al Rai y el gobernador de Saná, Neeman Duid.

Sufrieron lesiones leves el primer ministro, Alí Mohamed al Muyawar; el presidente de la cámara baja del Parlamento, Abdelaziz Abdelgani; el viceprimer ministro para Asuntos de Defensa y de Seguridad, Rashad al Alemi, y el secretario de Prensa de Saleh, Abdo Boryi.

El Ministerio de Defensa acusó en un comunicado de estar detrás del ataque a seguidores del líder de la tribu Hashed, Saleq al Ahmar, uno de los hombres fuertes de la oposición, que se enfrentan a las fuerzas gubernamentales.

Sin embargo, la oficina de Al Ahmar negó en un comunicado cualquier implicación en el atentado contra el palacio presidencial y acusó a Saleh de orquestar el ataque para justificar los bombardeos a la viviendas de su familia.

Durante los enfrentamientos de hoy resultó bombardeada la vivienda del hermano menor de Al Ahmar, Hamid, principal patrocinador de las revueltas contra Saleh, dijeron a Efe por teléfono testigos.

Los choques armados entre las fuerzas del régimen y los partidarios de Al Ahmar estallaron el 23 de mayo pasado después de que Saleh rechazara por tercera vez firmar una iniciativa presentada por los países del golfo Pérsico para una transferencia pacífica del poder

Por otro lado, en Taiz, en el sur, el número de muertos durante las protestas de hoy subió a cinco -tres reclutas de la policía y dos opositores- y el de heridos a 27 por un ataque de la tribu opositora Seraeb, según fuentes del hospital militar de la ciudad, la segunda en importancia del país.

Miembros de esa tribu lanzaron hoy proyectiles contra los agentes del orden, en represalia por el trato que reciben los manifestantes antigubernamentales, señalaron a Efe fuentes de los servicios de seguridad.