El presidente interino de la Cámara Baja anula el trámite de juicio a Rousseff

brasil dilma
brasil dilma |Telemadrid

El presidente interino de la Cámara de Diputados de Brasil, Waldir Maranhao, anuló hoy el trámite que ha dado lugar al proceso que le puede costar el mandato a la presidenta Dilma Rousseff.

La decisión de Maranhao, cuyas consecuencias jurídicas todavía no están claras, fue adoptada en momentos en que el Senado se apresta para una votación que puede separar a Rousseff del poder durante al menos seis meses y se apoya en supuestas irregularidades observadas en el trámite seguido en la Cámara Baja.

ROUSSEFF PIDE "CAUTELA"

Por su parte, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, ha pedido "cautela" ante la decisión que suspende el trámite en la Cámara Baja del proceso que le puede costar el cargo, pues todavía desconoce "las consecuencias" que eso pudiera tener.

"Sé que un recurso (contra el proceso) fue aceptado", y "no puedo fingir que no estoy sabiendo", declaró la gobernante en un acto con cientos de estudiantes y profesores, a los que pidió "cautela", porque "vivimos una coyuntura de mañas y artimañas".

LA OPOSICIÓN HABLA DE "ABUSO"

No obstante, los principales partidos de la oposición de Brasil han anunciado que presentarán un recurso ante el Tribunal Supremo para intentar anular la decisión con que el presidente interino de la Cámara de Diputados, Valdir Maranhao, ha cuestionado el juicio político contra la presidenta del país, Dilma Rousseff.

"Presentaremos un recurso hoy mismo, lunes, para que el Tribunal Supremo Federal anule esa decisión", afirmó el diputado Pauderney Avelino, dirigente del partido Demócratas.

Según Avelino, Maranhao, que asumió la Presidencia de la Cámara Baja el viernes pasado después de que el Tribunal Supremo suspendiera el mandato del hasta entonces presidente, Eduardo Cunha, no tiene poder para tomar una decisión tan trascendental.

"Él no podía tomar esa decisión. El proceso ya salió del ámbito de la Cámara de Diputados y se trata de un proceso jurídico perfecto. Presentaremos un recurso para que se respete el voto de los 367 diputados que aprobaron la apertura del juicio", aseguró.

La sesión en la Cámara de los Diputados anulada por Maranhao fue la del 17 de abril pasado en que 367 de los 513 miembros de la Cámara Baja le dieron vía libre al juicio político destituyente contra Rousseff y trasfirieron la decisión definitiva al Senado.

"Fue un abuso del presidente en ejercicio de la Cámara. Vamos a presentar un recurso ante el Supremo debido a que la aprobación del juicio político en la Cámara Baja fue un acto jurídicamente perfecto, que respetó los ritos establecidos por el Supremo Tribunal Federal", aseguró el diputado Antonio Imbassahy, dirigente del PSDB.

La decisión de la oposición también recibió el respaldo del colegio de abogados de Brasil, que analiza recurrir ante la Corte Suprema.