Los partidos británicos prometen más autonomía a Escocia para frenar el "sí"

Manifestación por el sí en Escocia
Manifestación por el sí en Escocia |Telemadrid

Los tres principales partidos británicos -conservadores, laboristas y liberaldemócratas- prometieron hoy entregar más autonomía a Escocia si los escoceses votan "no" en el referéndum sobre la independencia el próximo 18 de septiembre.Los líderes de las tres formaciones en Escocia presentaron hoy un frente unido en un evento celebrado en Edimburgo, capital de Escocia, mientras se intensifica la campaña de cara al plebiscito y cuando los sondeos sobre intención de voto muestran un importante avance del "sí".

Ruth Davidson, líder de los conservadores escoceses; Johann Lamont, de los laboristas, y Willie Rennie, de los liberaldemócratas, coincidieron en que el trabajo para darle a Escocia más autonomía empezaría al día siguiente de celebrada la consulta. Esta iniciativa fue dada a conocer ayer por el laborista y ex primer ministro británico Gordon Brown, una de las figuras mejor vistas por el campo unionista, que hace campaña para que Escocia continúe formando parte del Reino Unido.

Brown adelantó que el 19 de septiembre, si los escoceses rechazan la independencia, se empezaría a redactar "la ley de Escocia", para transferir competencias fiscales y de servicios públicos. El primer borrador con esas competencias se daría a conocer a finales de octubre y en noviembre se redactaría un texto tras una consulta pública que sentaría las bases para introducir la legislación en enero de 2015.

En el evento conjunto celebrado hoy en Edimburgo, la conservadora Ruth Davidson dijo que los mejores cambios constitucionales se producen cuando la gente "se une" en un debate. "Este es un plan fuerte que el pueblo de Escocia puede ver, tocar y sentir", dijo Davidson en un mitin rodeada por numerosos seguidores que portaban pancartas con la palabra "no".

En ese mismo sentido se refirió el líder liberaldemócrata en Escocia, Willie Rennie, al asegurar que los partidos están "comprometidos a entregar (a Escocia) más asuntos fiscales y más estado del bienestar, este es el compromiso". Por su parte, el laborista Johann Lamont admitió que su formación también está a favor de este calendario a pesar de las rivalidades políticas que tiene con el Partido Conservador de David Cameron. "Todos tenemos nuestros argumentos políticos, así es la política, pero, si podemos, nos ponemos de acuerdo", agregó.

El campo del "no" ha acelerado esta semana su campaña después de que un sondeo sobre intención de voto publicado el domingo por el "Sunday Times" diera por primera vez la victoria del "sí" a la independencia en el referéndum escocés.

UN NUEVO SONDEO DA EMPATE SOBRE LA INDEPENDENCIA ESCOCESA CON AVANCE DEL "SÍ"

Los partidarios y detractores de la independencia de Escocia prácticamente empatan en intención de voto, según un último sondeo divulgado hoy, que muestra un nuevo avance para los defensores del "sí".La encuesta, realizada por la empresa TNS sobre un muestreo de 900 escoceses mayores de 16 años, señala que un 39 % votará no a la independencia el día 18 frente al 38 % que votará sí, cuando hace un mes esos porcentajes eran del 45 y 32 %, respectivamente.

Si se toma en cuenta a los votantes que tienen claro que participarán en la consulta, entonces el empate es total, del 41 %, si bien muestra también los progresos en el bando del "sí".Un 41 % defenderá la opción secesionista, frente al 38 % del pasado mes, mientras otro 41 % apoyará que Escocia se quede en el Reino Unido, un descenso frente al 46 % registrado en agosto.

El 18 % restante, por su parte, tiene claro que votará en el referéndum de independencia de Escocia, el próximo jueves 18, pero todavía no sabe a quién apoyará.Sin embargo, los consultados en este sondeo consideran que la victoria del "no" a la independencia de Escocia será clara, un 45 %, frente al 31 % que opinan que se impondrá el sí.

Otros datos del sondeo de TNS señalan que cada vez hay más mujeres que apoyan la independencia de Escocia, si bien siguen siendo mayoría las que se siguen oponiendo.Un 47 % de las escocesas indican que votarán no, frente al 49 % de hace solo un mes, mientras el 35 % de mujeres apoya la secesión (27 % en agosto).

Entre los mayores de 55 años, se impone el rechazo a la división de Reino Unido, con un 49 % frente al 31 % que se decantan por el sí. Unos 4,5 millones de escoceses mayores de 16 años están convocados a las urnas el jueves 18 de septiembre para responder si están o no a favor de la independencia de Escocia, la decisión más importante para el Reino Unido en los últimos tres siglos.