El papa pide a los países europeos que acojan a todos los refugiados que puedan

El papa Francisco pidió hoy a los países europeos que acojan a tantos refugiados como puedan e inviertan en África para que sus ciudadanos no tengan que huir, durante el vuelo de regreso a Roma desde Ginebra. Así lo informó "Vatican Insider", el proyecto del diario "La Stampa" que se dedica a la información sobre el Vaticano, y que publicó en su web la rueda de prensa del papa Francisco con los periodistas que le acompañaron en su vuelo de un día a Ginebra, donde participó en el 70 aniversario de la Fundación del Consejo Mundial de las Iglesias (CMI).

El papa aterrizó en el aeropuerto romano de Ciampino a las 21.12 horas locales (19.12 GMT), según informó la Santa Sede en un comunicado.

En el vuelo de regreso a Roma respondió a las preguntas de los medios, como es habitual, y reflexionó sobre la crisis migratoria que enfrenta Europa.

Jorge Bergoglio defendió que con los refugiados es necesario practicar cuatro verbos "acoger, acompañar, promover e integrar" y dijo que los países deben recibir "a cuantos (migrantes) puedan integrar y dar trabajo" y hacerlo desde "la prudencia".

Lamentó que actualmente haya "una ola que huye de la guerra y del hambre en África, de las persecuciones en Oriente Medio" y reconoció que en los últimos años "Italia y Grecia han sido muy generosas" en la labor de salvamento y acogida de estas personas en sus territorios.

Valoró que los gobiernos deben actuar para evitar que estas personas que huyen en busca de un futuro mejor caigan en manos de los traficantes y admitió saber "que los gobiernos dialogan sobre esto y quieren firmar un acuerdo, modificar el reglamento de Dublín", que establece que el país que debe hacerse cargo de una solicitud de asilo es aquel en el que el demandante pisó por primera vez territorio comunitario.

"El problema de las guerras es difícil de resolver", dijo Francisco, al tiempo que lamentó las persecuciones en Oriente Medio o el hambre en Nigeria.

Elogió la "riqueza cultural" y la "inteligencia" del pueblo africano y opinó que los países deben desarrollar un "plan para invertir" en África.

LA SEPARACIÓN DE MENORES EN ESTADOS UNIDOS

También se refirió a la migración en América y concretamente a la situación difícil que viven Estados Unidos y México, donde en el último mes las autoridades estadounidenses han incrementado los controles contra inmigrantes irregulares en la frontera con México.

Las nuevas medidas implican que quienes crucen los límites entre México y Estados Unidos por puntos de acceso no oficiales serán procesados por un crimen, lo que implica que sean separados de los menores que llegan con ellos, ya que estos no pueden ser imputados por un crimen.

En este sentido, el vicepresidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB, en sus siglas en inglés), José Gómez, afirmó recientemente que "toda vida humana es sagrada y la dignidad de cada persona debe ser respetada, incluso si esa persona ha violado la ley o está relacionada con alguien que ha violado la ley"."Estoy de acuerdo con lo que dicen los obispos del país", apuntó Francisco.

Finalmente, admitió que actualmente el mundo atraviesa por una "crisis de mediación, de esperanza, de derechos humanos, de paz".