La oposición ucraniana rechaza la oferta del presidente Yanukovich

Los tres líderes de la oposición ucraniana han rechazado la oferta planteada por el presidente Viktor Yanukovich y han abogado por continuar con el diálogo político para superar la actual crisis. La principal demanda de la oposición es la convocatoria de elecciones presidenciales anticipadas.

"No hay acuerdo", ha proclamado el dirigente del partido Unión Panucraniana Batkivschina (Patria), Arseni Yatseniuk, en su cuenta de Twitter, según recoge el periódico 'Kyiv Post' en su edición digital. "Vamos a acabar lo que hemos empezado. La gente decide quién gobierno, no tú", ha señalado en respuesta a la propuesta de Yanukovich de nombrarle a él primer ministro.

Poco después Yatseniuk ha comparecido ante los activistas de la oposición concentrados en la plaza de la Independencia de Kiev, epicentro de las protestas. "El Gobierno ha puesto a nuestro país al borde de la ruptura.

Yanukovich solo ha hablado con nosotros porque vosotros estáis aquí", ha argumentado.

"La primera demanda que ha aceptado el Gobierno Yanukovich es la liberación de todos nuestros hermanos. Deben cerrarse los casos penales y toda la gente debe poder caminar libre. Las vergonzosas leyes aprobadas no con las manos, sino con las pezuñas de la vergonzosa mayoría deben ser canceladas", ha añadido.

CONTINÚAN LOS DISTURBIOS

Un manifestante que resultó herido el pasado miércoles en los enfrentamientos entre opositores y fuerzas antidisturbios en Kiev murió hoy en el hospital donde se encontraba ingresado, según informaron medios locales.

Desde que esta semana aumentó la violencia en las protestas opositoras en el centro de Kiev, las autoridades reconocen la existencia de dos víctimas mortales entre los manifestantes, mientras que la oposición habla de cinco fallecidos.

El último fallecido ha sido identificado como Turki Roman, de 45 años, según el servicio de prensa del partido nacionalista "Svoboda" (Libertad).

Los choques más violentos entre ambas partes se registran en los últimos días en la calle Grushevski, a pocos metros de la plaza de la Independencia, bastión de las protestas opositoras que desde hace dos meses reclaman la dimisión del presidente Víktor Yanukóvich y su Gobierno.

MUERE UN POLICÍA

El Ministerio del Interior ucraniano denunció, por su parte, la muerte ayer de un policía de un tiro en la cabeza cuando regresaba a su casa, así como las heridas causadas a otro con un arma blanca.

También exige la liberación de otros dos agentes capturados anoche en la plaza Euromaidán por los vigilantes de la protesta opositora, y trasladados a la sede del Ayuntamiento, que está en manos de los manifestantes desde noviembre.