España ofrece a Túnez 300 millones y barcos y aviones para los refugiados

Zapaptero y el primer ministro de Túnez, Beji Said Sebsi (Zapaptero y el primer ministro de Túnez, Beji)

internacional

| 02.03.2011 - 09:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha prometido a las autoridades tunecinas una línea de créditos reembolsables de 300 millones de euros para los próximos tres años y ha ofrecido movilizar aviones y barcos para trasladar a los refugiados que llegan desde Libia. En rueda de prensa en la residencia del embajador español en Túnez tras reunirse con las principales autoridades del gobierno de transición, Zapatero ha anunciado la ayuda financiera española como un respaldo al desarrollo económico del país.

Al considerar que la cuestión más urgente es la grave situación humanitaria que se vive en la frontera con Libia por la llegada de miles de refugiados, ha destacado que España puede disponer de barcos para trasladarlos y que el segundo avión que enviará con ayuda humanitaria también podría utilizarse con ese fin.

RESPALDO AL CAMBIO HISTÓRICO

El presidente del Gobierno español, ha mostrado hoy su respaldo al cambio "histórico" que vive Túnez y se ha comprometido a movilizar a la comunidad internacional para trasladar a sus países de origen a los miles de refugiados que están llegando desde Libia. Zapatero, el primer jefe de Gobierno que visita Túnez tras la caída del régimen de Zine el Abidine Ben Alí, compareció ante los periodistas en el Palacio presidencial de Cartago tras reunirse con el presidente interino, Fuad Mebaza, y con el primer ministro, Beyi Said Essebsi, quien ha elogiado a España como país "amigo" y ha confiado en que permanezca a su lado en el futuro.

El jefe del Ejecutivo español, convencido de que la corriente de democracia y libertad que ha comenzado en Túnez se extenderá, ha garantizado que España va a estar "al frente para consolidar las aspiraciones de los pueblos del norte de África, el Magreb y el mundo árabe", algo que no pudo hacer en el pasado por sus circunstancias internas. El mundo vive "un momento histórico" y España estará en la vanguardia para "que la democracia y la libertad sean el único lenguaje que conozcan en el futuro los ciudadanos" de la región, añadió.

AYUDA ESPAÑOLA Y EUROPEA

Zapatero ha ofrecido la ayuda española y europea al fortalecimiento institucional y al desarrollo económico de Túnez, para lo que se agilizará su estatuto avanzado de asociación, pero ha destacado que el problema más urgente es la llegada de miles de refugiados que huyen de la vecina Libia y permanecen en la frontera por no tener medios para desplazarse. Tras mostrarse convencido de que Libia "también será un país libre y democrático", ha avanzado que España prepara un segundo avión con ayuda humanitaria y trabaja para organizar con otros países una operación que permita trasladar a esos miles de refugiados a sus países de origen, principalmente a Egipto.

Junto a esta ayuda de emergencia, según han avanzado fuentes del Ejecutivo, España respaldará el fortalecimiento institucional del Estado y de la sociedad civil tunecina, ofrecerá ayuda técnica y financiera para la organización de las elecciones y apostará por que se concedan al país fondos del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Con el objetivo de apoyar el desarrollo de la ribera sur del Mediterráneo, en el BEI existe una "facilidad euromediterránea" dotada con 12.000 millones de euros y el Ejecutivo promoverá que una parte importante de esos fondos se destine a proyectos tunecinos.

Zapatero ha asegurado que hablaba con "emoción" al ver como Túnez ha emprendido "un proceso ejemplar de cambio pacífico" que ha servido de referencia para la región y ha recalcado que España quiere respaldar este proceso desde su arranque por su vinculación histórica con el Magreb y con los países árabes. "Queremos estar entre aquellos que más apoyan las transiciones democráticas y haciéndolo desde el respeto, escuchando y ayudando; no hemos venido a decir cómo tienen que hacer las cosas los ciudadanos de Túnez, hemos venido a decirles que estamos a su disposición", ha insistido.

Ha mostrado además su apoyo directo al octogenario primer ministro porque tiene, ha dicho, "ideas jóvenes y modernizadoras", un respaldo que ha agradecido Essebsi cuando Túnez, ha dicho, atraviesa un "momento histórico" y despierta de "23 años de letargo"."España es un país amigo desde hace varios siglos, lo es hoy y esperamos que permanezca a nuestro lado mañana", ha manifestado Essebsi.

Fuentes del Ejecutivo han subrayado el momento crucial en el que Zapatero ha viajado Túnez, ya que está previsto que Essebsi presente mañana la hoja de ruta de la transición, con la previsible convocatoria de elecciones constituyentes y presidenciales. "Mucha fuerza y mucho ánimo", ha dicho públicamente Zapatero al primer ministro, quien llegó al cargo el domingo tras la dimisión de Mohamed Ghanuchi.