Zapatero cree recuperada la confianza y da por acabada la crisis de la deuda

internacional

| 22.09.2010 - 07:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, consideró este martes que se ha recuperado la confianza de los mercados y estimó que la crisis de la deuda española y de la zona euro ha pasado.

Estos fueron algunos de los mensajes trasladados por Zapatero a los miembros del consejo editorial del diario económico "The Wall Street Journal", que avanzó en su edición digital parte de la entrevista que realizaron al jefe del Ejecutivo español durante su estancia en Nueva York. En ella, Zapatero defiende las medidas de austeridad y las reformas puestas en marcha por su gobierno y señala que no espera que el Producto Interno Bruto (PIB) español se contraiga en los próximos trimestres.

RECORTE DE UN 15%

Sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año, explica la intención de recortar entre 15 y 16 por ciento las partidas de cada ministerio y señala que las negociaciones con los grupos parlamentarios se encuentran muy avanzadas.

Entre los factores que han permitido recuperar la confianza de los mercados, destaca la publicación de los test de resistencia de las entidades financieras españolas y la reducción del déficit público. Zapatero vuelve además a apostar por una mayor convergencia en la UE para ganar competitividad y por principios comunes que garanticen el equilibrio de las políticas fiscales de los países miembros.

SIBIDA DE IMPUESTOS

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha afirmado en Nueva York que es igual de progresista subir o bajar impuestos siempre que haya una finalidad concreta y que por tanto el debate sobre la imposición fiscal "no tiene color ideológico" y ha defendido la imposición de una tasa a las transacciones financieras internacionales para financiar el desarrollo. "Un gobierno progresista puede bajar impuestos o establecer nuevas figuras impositivas en función de las circunstancias", ha dicho Zapatero durante su intervención en la Universidad de Columbia, en la que ha subrayado que el debate sobre la imposición fiscal no tiene necesariamente color ideológico. "Yo lo veo como un instrumento para un fin", dijo.

De esta forma, ha reiterado que subir impuestos "puede ser una opción útil y progresista y bajarlos también". "No tengo una visión dogmática y si algo enseña la tarea de gobierno, y más afrontando una crisis como la que hemos tenido, es que las posiciones fundamentalistas normalmente conducen al fracaso", ha añadido.

Zapatero fue muy claro. Sin financiación no es posible acabar con la miseria extrema y la pobreza lacerante, y además no es suficiente con las ayudas de los gobiernos y la solidaridad de los ciudadanos. "Una tasa estable y duradera que grave las transacciones financieras sería muy eficaz aunque el gravamen fuera pequeño", ha indicado.