Zapatero sobre el Sahara: "los intereses de España son los que el Gobierno antepone"

El Gobierno lamenta hechos "muy graves", pero no puede condenarlos por confusos

La familia del español fallecido en El Aaiún pide investigar "este asesinato" para conocer la verdad

Marruecos retira la acreditación al corresponsal del diario español ABC

La oposición pedirá en el Senado explicaciones al Gobierno sobre el Sahara

Representantes consulares españoles de Rabat viajan hoy a El Aaiún

internacional

| 12.11.2010 - 14:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha definido la relación con Marruecos como un tema de Estado para España y se ha limitado a expresar su "profunda preocupación" por los sucesos que están ocurriendo en el Aaiún. Según ha defendido, la postura del Ejecutivo español es "la más apropiada" tanto para la resolución del conflicto como para los intereses del país.

En rueda de prensa en Seúl tras la reunión del G-20, Zapatero se ha referido a estos "graves hechos" expresando su "profunda preocupación" y ha reclamado que el diálogo entre Marruecos y el Frente Polisario "continúe" y ambos actores pongan "el mayor esfuerzo" en ello.

LOS INTERESES DE ESPAÑA POR DELANTE

Ante la cuestión de si la respuesta de España debería ser más fuerte debido a su implicación en el conflicto, Zapatero ha insistido en que la posición de su Ejecutivo es la "responsable" tanto para la resolución del conflicto como para los intereses españoles. "Defender los intereses de España es lo que el Gobierno tiene que poner por delante", ha insistido. Además, ha defendido que se debe tener una información "completa" de lo sucedido y ha recordado que las noticias recibidas a veces son incluso "contradictorias".

En este punto, ha recordado que la relación con Marruecos es "prioritaria" para España y se podría incluir entre los asuntos de Estado, por lo que ha aprovechado para pedir al PP una posición "responsable" al respecto. Así, ha insistido en que "la única solución" al conflicto es el acuerdo entre Marruecos y el Frente Polisario y ha reconocido su confianza en que el diálogo que se ha puesto en marcha tenga "avances sustanciales".

EL GOBIERNO PIDE A MARRUECOS DEJE TRABAJAR A LA PRENSA

La ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, ha manifestado hoy que el Gobierno lamenta, pero de momento no puede condenar ante la confusión existente, los "hechos muy graves" ocurridos en el Sáhara Occidental y ha pedido a Marruecos que facilite el trabajo de la prensa española en la zona.

En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, Jiménez ha subrayado que el Gobierno hace "todo lo que está en su mano" para proteger la seguridad de los ciudadanos españoles y contribuir de manera "activa y permanente" a la resolución del conflicto del Sáhara en el marco de Naciones Unidas.

Tras recalcar que el Ejecutivo "rechaza la violencia" como forma de tratar este contencioso, la ministra ha emplazado a las partes para que retomen la vía del diálogo y ha hecho un llamamiento a la "contención" para restablecer la normalidad en la zona.

Jiménez ha recordado que el Gobierno ha pedido ya a las autoridades marroquíes que esclarezca "urgentemente" las circunstancias relacionadas con la muerte de saharaui con documentación española Baby Hamadi Buyema.

Asimismo ha lamentado la expulsión de tres periodistas de la cadena Ser y ha pedido la restitución de la acreditación al corresponsal de ABC.

En este sentido ha precisado que se espera evacuar en breve a los tres españoles que están localizados en la zona del Aaiún.

La ministra ha dicho que las relaciones con Marruecos constituyen una prioridad de la política exterior española y ha abogado por mantener las relaciones "sólidas" existentes por razones de seguridad y porque Marruecos es un "socio clave" en la región.

Preguntada por qué España lamenta pero no condena los hechos, Jiménez ha respondido que "para condenar hay que tener conocimiento completo de los hechos" y que hasta ahora hay "confusión" en cuanto al número de fallecidos y heridos, entre otras cuestiones.

MARRUECOS EXPULSA E IMPIDE LA ENTRADA A PERIODISTAS ESPAÑOLES

Por su parte, las autoridades marroquíes impidieron hoy la entrada en el Sahara Occidental a un grupo de nueve periodistas españoles, entre ellos dos de la Agencia Efe, que viajaron hasta El Aaiún para cubrir la situación tras el desmantelamiento del campamento de protesta.

Los periodistas llegaron al aeropuerto de El Aaiún en un vuelo procedente de Las Palmas y no pudieron abandonar el avión en el que regresan a su punto de origen, junto a los tres informadores de la cadena SER que fueron retenidos el jueves cuando ya se encontraban en territorio saharaui.

Las autoridades marroquíes pidieron a los periodistas sus pasaportes y tras serles devueltos, el comandante del aparato les comunicó que se les había negado la entrada al Sahara.

Previamente, Marruecos decidió retirar la acreditación al corresponsal del diario español ABC, Luis de Vega, por "la difusión de informaciones falsas" sobre la situación en el Sahara Occidental, informó el Ministerio de Comunicación.

Asimismo, los tres periodistas de la Cadena Ser expulsados, según ha señalado la periodista Angels Barceló, han echado en falta más "contundencia a la hora de condenar y exigir explicaciones" por parte del Gobierno español a Marruecos por el trato dado a la prensa española.

"Creo que España debería haber actuado hace tiempo y sigue sin hacerlo, remitiéndose siempre a la Comunidad Internacional", ha señalado Barceló, quien ha contestado a las preguntas de los lectores en la página web de la Cadena Ser.

Asimismo, ha reconocido que, tras lograr llegar a El Aiún y ser sorprendidos por la policía, pasaron "un poco de susto" en algunos momentos. En este sentido, ha señalado que "los policías se pusieron especialmente violentos" la noche del jueves cuando se negaron a "firmar la orden de expulsión". "Fue el único momento en el que pensamos que podía pasar algo", ha subrayado.

La periodista ha señalado que están "ofreciendo resistencia a la expulsión" desde el jueves, cuando la policía marroquí los detuvo. "Lo que no podemos hacer es encadenarnos en la sala de embarque del aeropuerto", ha añadido.

LA FAMILIA DEL ESPAÑOL FALLECIDO EN EL AAIÚN PIDE INVESTIGAR "ESTE ASESINATO" PARA CONOCER LA VERDAD

Por otra parte, la familia del ciudadano español Babi Hamadi Buyema, fallecido durante los enfrentamientos registrados en El Aaiún, ha pedido hoy al Gobierno que inste al Ejecutivo marroquí a abrir una investigación por "el asesinato" de esta persona para conocer "toda la verdad" y determinar "si se ordenó" su muerte.

Si Marruecos no adopta esta iniciativa, "la Audiencia Nacional es competente por el principio de Justicia Universal para iniciar un proceso judicial, pues el fallecido es un ciudadano español", ha afirmado en rueda de prensa celebrada en Alicante el letrado José Revert, miembro de la Asociación de Juristas por el Sahara.

LA OPOSICIÓN PEDIRÁ EN EL SENADO EXPLICACIONES

Todos los grupos de la oposición, salvo CiU, dirigirán el próximo martes preguntas al Gobierno para que explique su posición sobre la situación en el Sahara tras el desmantelamiento violento de un campamento en El Aaiún, en la sesión de control del pleno del Senado.

Además, el senador del PP Alejandro Muñoz Alonso interpelará a la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, "sobre las acciones que el Gobierno se propone llevar a cabo ante los recientes incidentes que se han producido en el Reino de Marruecos y en los territorios ocupados del Sahara Occidental".

Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha afirmado este viernes que el Gobierno español "tiene que estar al lado --siempre lo ha estado España-- del pueblo saharaui".

Ha agregado que su partido tiene una postura muy clara en este asunto y que la solución pasa por el diálogo y por tener en cuenta que las resoluciones de Naciones Unidas "se tienen que cumplir".

Para ella, "no puede cambiar la política exterior española en este sentido por intereses --que no se sabe cuáles son porque no se han dicho claramente-- que pueda haber momentáneamente del Gobierno de España".

"España tiene tradicionalmente una política exterior en este ámbito y se tiene que mantener", ha insistido De Cospedal, que ha considerado inexplicable tanto la actuación del Gobierno español como el silencio mantenido hasta ahora por la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez.

De Cospedal ha hecho estas declaraciones en Lleida, durante el primer día de campaña de las elecciones catalanas, para apoyar la lista popular con el objetivo de que los populares logren dos diputadas y doblen su representatividad.