Zapatero garantiza que el apoyo de China dará frutos en la deuda y las cajas

"Las palabras del Gobierno de China son palabras que se traducen siempre en hechos", ha subrayado

Rajoy dice que última frivolidad del Gobierno es un torpedo para la economía

internacional

| 15.04.2011 - 08:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha mostrado convencido de que el esfuerzo realizado desde 2004 para acercarse a China dará "frutos positivos" para la solvencia de la economía española, para su deuda y para el sistema financiero en reestructuración. "Las palabras del Gobierno de China son palabras que se traducen siempre en hechos", ha subrayado en rueda de prensa en Boao, donde ha participado en el principal foro económico de Asia como punto final de su viaje por el continente.

Ha restado importancia a la rectificación que tuvo que hacer el Gobierno sobre una posible inversión millonaria del fondo soberano chino en las cajas españolas porque, ha insistido, "lo que cuentan son los hechos y no las palabras".

China dijo en su día que confiaba en España y que compraría deuda y lo hizo y ha dicho que se compromete con el sistema financiero español y "cuando se produzca la inversión de sus fondos ya hablaremos de las cifras", ha recalcado, convencido del éxito de la apuesta estratégica de su Ejecutivo por la segunda potencia económica mundial. Como ejemplo "demoledor" del camino recorrido, ha recordado que cuando llegó a La Moncloa España exportaba más a Andorra que a China.

Las exportaciones españolas a China han pasado de 1.100 millones de euros en 2004 a 2.650 millones de euros; había implantadas en el país 200 empresas españolas y ahora hay 600; y la inversión española en el país asiático, que era de 150 millones de euros, alcanza ya los 1.500 millones. "Hemos cultivado la diplomacia económica con Asia y está dando sus frutos, que son bases fundamentales para el futuro de nuestra economía", ha insistido, antes de recordar que un tercio del déficit comercial español corresponde a China. "Si queremos mantener el carácter de España como una economía fuerte, internacionalizada y capaz de competir debemos saber que Asia es la prioridad, y en particular China", ha recalcado.

Ha resaltado de nuevo a confianza china en España a lo largo de toda la crisis y ha recordado que ha pasado de tener bonos españoles por valor de 6.000 millones de euros en 2009 a los más de 25.000 millones actuales. En el Foro Boao, Zaaptero ha coincidido con los líderes de los denominados BRICS (por las iniciales de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), que son, ha dicho, "el tractor fundamental de crecimiento de la economía mundial".

El presidente del Gobierno español ha abogado, en su última jornada en China, por la extensión de las libertades y los derechos fundamentales en Asia, primera referencia que hace a esta polémica cuestión en su visita al continente.

Zapatero ha aludido a los derechos humanos al finalizar su discurso en la inauguración del Foro económico de Boao, considerado el Davos asiático, que está presidido en su décima edición por el presidente chino, Hu Jintao, y en el que él es el único líder europeo invitado. "A este continente que lidera el destino económico del mundo, desde Europa les deseamos que ese desarrollo económico siga en el camino de la inclusión y se extienda a todos aquellos caminos por donde los seres humanos siempre desean transitar, el camino de la cooperación, el dialogo, la paz, las libertades, los derechos fundamentales", ha subrayado ante Hu.

Zapatero se ha mostrado convencido de que "caminamos hacia un mundo más asiático" y ha expresado su satisfacción al considerar que se fortalecerá el equilibrio mundial. A su juicio, éste es el siglo de Asia, que ha demostrado su fortaleza ante la crisis y se ha convertido en "el centro de gravedad de la economía mundial", pero también es el siglo de América Latina y debería ser el de África.

RAJOY: LA ÚLTIMA FRIVOLIDAD DEL GOBIERNO ES UN TORPEDO EN LA LINEA DE FLOTACIÓN DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que la "última frivolidad" del Gobierno en China ha sido "un torpedo, uno más, en la línea de flotación" de la credibilidad y la confianza en la economía española. "Es hora de ser serios y terminar con el espectáculo", ha apostillado el líder del PP.

Rajoy se ha referido así al hecho de que el Gobierno dijera que China Investment Corporation (CIC) iba a destinar hasta 9.300 millones de euros en el sector financiero español y reconociera después un error en la identificación del fondo soberano. "Es hora de que termine la frivolidad, la última la hemos visto en China, y ha sido un torpedo, uno más, en la línea de flotación de la credibilidad y la confianza en el Gobierno, que es un torpedo en la línea de flotación de la economía española", ha aseverado Rajoy.

El presidente del PP ha recalcado que se deben "desterrar las frivolidades, los enredos, la incompetencia y el ruido" porque "toca otra cosa": "gestionar bien" y "respetar" el dinero de los contribuyentes.