El temporal deja 11 muertos en Alemania y al menos dos en Francia

En Francia trece departamentos están en alerta por las fuertes lluvias

El pico de la crecida del Sena en París se alcanzará esta noche

Cierran los museos del Louvre y de Orsay para prevenir las inundaciones

Daños por millones de euros en el sur de Alemania

internacional

| 03.06.2016 - 15:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
79.4%
No
20.6%

El temporal que ha azotado a varias regiones de Alemania en los últimos días ha dejado al menos 11 muertos y daños de cientos de millones de euros en varios lugares del país, según cálculos provisionales. Mientras Francia permanece en alerta. Ya han sido evacuadas al menos 20.000 personas y al menos dos personas han muerto. La ministra de Ecología, Ségolène Royal, indicó que cuando baje el nivel de las aguas no es descartable que se puedan descubrir otras víctimas. El río Sena crece cada hora unos pocos centímetros a su paso por París, que observa con temor y algo de impotencia cómo las aguas se han tragado ya sus paseos fluviales y amenazan con penetrar en hogares, empresas y algunos de los monumentos más visitados del mundo. El pico de la crecida del Sena en París se alcanzará esta noche.

En las últimas horas, las lluvias han amainado en Alemania pero el peligro de fuertes tormentas sigue vigente, según los servicios metereológicos.

El temporal ya había dejado cuatro muertos el pasado fin de semana en el Baden-Württemberg y graves destrozos tanto en ese estado federado como en Baviera. En el curso de los últimos dos días el número de las víctimas mortales ha aumentado.

Los equipos de salvamento han rescatado seis cadáveres en Baviera y un hombre que había sido internada en un hos

pital murió hoy con lo que el temporal se ha cobrado ya por lo menos 11 muertos.

Hasta últimas horas de la tarde del jueves se había logrado restablecer el suministro eléctrico en las localidades más afectadas -Simbach, Triftern y Tann- prácticamente en su totalidad.

DAÑOS POR IMPORTE DE CIENTOS DE MILLONES DE EUROS

En tanto, se estima que los daños causados por las inundaciones en el distrito de Rottal-Inn ascienden a cientos de millones de euros. Los costos de los daños producidos por la primera ola del temporal en Baden-Württemberg han sido estimados por la Asociación de Aseguradoras Alemania en 450 millones de euros.

Mientras que en Baden-Württemberg, según datos del diario "Süddeutsche Zeitung" de Múnich, el 95% de los propietarios de casas tienen un seguro especial contra daños producidos por catástrofes naturales en Baviera sólo el 27% de ellos están asegurados.

En el estado federado de Renania del Norte-Westfalia (oeste), el pequeño río Issel amenazaba con desbordarse e inundar parte de la localidad de Isselburg y de la vecina Hamminkel, aunque finalmente el nivel del agua volvió a bajar a un metro.

También en Renania-Palatinado, numerosos sótanos quedaron inundados y los bomberos tuvieron que bombear agua, además de rescatar a diversas personas que quedaron atrapadas por las inundaciones.

De momento, los estados federados afectados no han recurrido al gobierno federal para pedir ayuda en la reconstrucción. Una portavoz del ministerio de Finanzas explicó hoy que según la constitución alemán los estados federados son los responsables de hacer frente a catástrofes naturales. No obstante, es posible calificar una situación así de catástrofe nacional como ocurrió en 2013 con unas inundaciones para lo cual se creo un fondo de ayuda especial de 6.100 millones de euros y no se descarta que en esta ocasión se pueda recurrir a una solución parecida.

FRANCIA EN ALERTA

Las fuertes lluvias caídas a lo largo de la semana mantienen hoy en alerta trece departamentos en Francia y en especial la región parisina. El pico de la crecida del río Sena en París, que ha llevado al cierre de museos, vías de circulación o una línea de tren de cercanías, debería llegar en la noche del viernes al sábado.

El nivel del río era de 6,05 metros sobre su nivel de referencia a las 17.00 locales (15.00 GMT) y continuaba subiendo, de forma que podría alcanzar entre 6,10 y 6,40 metros, explicó en una comparecencia ante la prensa Royal, que precisó que el pico podría ser incluso superior.

Previamente, había reconocido que el aumento del nivel había sido más importante de lo que se había previsto el jueves, y lo justificó por el atasco en torno a una de las estaciones de medida y porque hay un grado de incertidumbre. La ministra confirmó que se mantiene el nivel de alerta "naranja" por inundaciones e hizo notar que "estamos lejos" de la alerta roja, que se declararía con una subida por encima de los 7 metros.

Las inundaciones en París son de un orden similar a las que se produjeron en 1982, cuando el Sena alcanzó 6,15 metros, y están por debajo de las históricas de 1910, cuando se llegó a 8,62 metros.

Royal advirtió de que el Sena no comenzará a decrecer, y muy lentamente, hasta el final de esta semana.

En estas circunstancias, la línea C de los trenes de cercanías (RER) está cerrada a la circulación desde ayer con carácter preventivo en el tramo que recorre el centro de París, en paralelo al río y así seguirá en los próximos días. También están clausuradas al tráfico las vías de circulación rodado que se encuentran junto al Sena ("voies sur berge") y en el distrito XVI esta tarde el agua penetró en algunas viviendas que tienen dependencias en plantas bajas o sótanos.

CIERRAN LOS MUSEOS

Los museos del Louvre, de Orsay, el Grand Palais o la Biblioteca François Mitterrand, que se ubican igualmente en las proximidades del río, decidieron cerrar sus puertas al público de forma preventiva, para poder poner a resguardo sus obras en caso de que el agua llegue a entrar en sus instalaciones.

Más allá de París, varios miles de personas han tenido que ser evacuadas en los últimos días en poblaciones atravesadas por el Sena y el Loira, y esta tarde 13 departamentos continuaban en alerta "naranja" por riesgo de inundaciones.

El primer ministro, Manuel Valls, acompañado por la presidenta de la región Ile de France, Valérie Pécresse, se desplazó a Longjumeau, para ver la situación y mostrar su solidaridad a los damnificados en esa ciudad, donde ha habido 2.000 evacuados.

El servicio meteorológico Météo France indicó que las lluvias continuarán en las próximas horas y mañana en el norte de Francia, especialmente en el noreste.