Ya son 15 los muertos y 2.200 las casas destruidas por incendio en Valparaíso

internacional

| 15.04.2014 - 07:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las autoridades chilenas elevaron esta noche a quince el número de muertos por el incendio de Valparaíso que se originó el pasado sábado en los cerros de este puerto y que ha consumido hasta ahora unas 2.200 viviendas y dejado sin hogar a cerca de 10.000 personas.La noticia la entregó a los periodistas el contraalmirante Julio Leiva, que horas antes había informado de trece víctimas fatales.

El oficial de la Armada, señaló, además, que durante la tarde del lunes se produjo un accidente en uno de los sectores afectados por el siniestro, donde se derrumbó una loza que cayó sobre personas que estaban trabajando en la remoción de escombros y que terminaron con fracturas de diversa consideración. Afirmó que dadas las características del incendio "no se descarta encontrar más cuerpos".

En tanto, la ministra de Salud, Helia Molina, que visitó la zona afectada anunció esta noche que se ha decretado alerta sanitaria para el municipio de Valparaíso.

Precisó que la iniciativa comenzará a regir desde este martes con el fin de agilizar todos los procesos relacionados con los remedios y el traslado de éstos. Indicó también que se levantará un hospital de campaña al lado del terreno donde estaba un consultorio consumido por las llamas en el cerro Las Cañas.

El siniestro, el mayor de la historia en esa ciudad que mira al Pacífico, se desató el sábado pasadas las 19.00 GMT en un sector forestal del camino La Pólvora, cercano a la ciudad de Valparaíso, a unos 120 kilómetros de la capital, pero se expandió rápidamente hacia zonas pobladas de varios cerros vecinos.Este lunes, unos 1.300 bomberos, brigadas de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), con el apoyo de 21 helicópteros y aviones cisterna continuaban combatiendo el fuego, que rebrotó en los sectores de Pajonal y Cerro Ramaditas, donde destruyó unas 250 viviendas más.

Por otro lado, el alto mando de carabineros informó de que más de 3.000 funcionarios policiales fueron asignados a las labores de resguardo y remoción de escombros.

"La misión es velar por la seguridad de las personas y prestar colaboración en los trabajos que se realizan en beneficio de los damnificados", señaló el jefe de esa zona, general Julio Pineda.