Victoria de Merkel y la ultraderecha como tercera fuerza política en Alemania

El escrutinio confirma la victoria de Merkel con el 33% de los votos

El Partido Socialdemócrata (SPD) de Martin Schulz, cayó al 20,5%, obtiene el peor resultado de su historia y renuncia al Gobierno

La ultraderechista Alternativa por Alemania (AfD), obtiene el 12,6% de los votos y se convierte en la tercera fuerza política en Alemania

Merkel necesita a Liberales y Vedes para obtener una myoría, tras la deicisión del SPD de pasar a la Oposición

internacional

| 25.09.2017 - 14:52 h
REDACCIÓN

El escrutinio final de los votos de las elecciones alemanas confirmó hoy la victoria del bloque conservador liderado por la canciller, Angela Merkel, con un importante retroceso, y el estreno del ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) en el Parlamento como tercera fuerza.

Según los datos difundidos por la Oficina electoral federal, todavía provisionales, la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) obtuvieron un 33 % de los votos, una caída de 8,5 puntos respecto a hace cuatro años y su segundo peor resultado tras el 31 % de 1949.

El Partido Socialdemócrata (SPD), liderado por Martin Schulz, cayó al 20,5%, más de cinco puntos por debajo de las anteriores generales y el peor resultado de la historia de la formación.

AfD, que en los comicios de 2013 quedó fuera del Bundestag (cámara baja) al no alcanzar por unas décimas el mínimo necesario del 5% de los sufragios, se hizo este domingo con el 12,6%.

El Partido Liberal (FDP), formación tradicionalmente bisagra en Alemania que hace cuatro años tampoco alcanzó el listón exigido, regresa a la cámara con el apoyo del 10,7 %.

La Izquierda obtuvo un 9,2 % de los votos, seis décimas más que en 2013, mientras que los Verdes lograron el 8,9 %, medio punto más que los anteriores comicios.

De acuerdo con la ley electoral, tras escrutarse todos los primeros votos -directo a un candidato- y los segundos -a listas de partidos- el Parlamento se ampliará de los 631 escaños de la pasada legislatura a 709, la mayor cifra hasta el momento.

La participación en estas generales, según los datos de la Oficina electoral federal, se situó en el 76,2 %, frente al 71,5 % de 2013.

TRAS LA RENUNCIA DE LOS SOCIALDEMONCRATAS A REDITAR LA COALICION DE GOBIERNO, MERKEL NECESITA A LIBERALES Y VERDES

Un gobierno con mayoría parlamentaria exigiría la reedición de la gran coalición entre conservadores y socialdemócratas que lideró Merkel en la pasada legislatura, pero que Schulz rechazó anoche; o la formación de un tripartito entre las filas de la canciller, los liberales y los verdes. Se trata de una alianza inédita a nivel federal y las negociaciones serán difíciles ante las diferencias programáticas de los dos partidos minoritarios, pero Merkel confió anoche en contar con un gobierno antes de Navidades.

Los líderes del Partido Liberal alemán (FDP) y de Los Verdes se mostraron hoy dispuestos a intentar forjar un tripartito de gobierno con la canciller, Angela Merkel, aunque auguraron negociaciones complicadas al haber diferencias clave en sus programas, como la política medioambiental.

El líder del FDP, Christian Lindner, se mostró dispuesto a negociar y a asumir responsabilidades y reveló que ya había habido las primeras "llamadas telefónicas", pero subrayó que su objetivo es "cambiar la dirección de la política" y marcar diferencias. Si el futuro gobierno quiere seguir la línea del anterior, de la gran coalición, el FDP se quedará en la oposición, subrayó Lindner, que describió a su partido como la fuerza "del centro" que desapareció del Parlamento en la pasada legislatura.

Las negociaciones con los verdes no serán fáciles y Lindner destacó como ejemplo sus diferencias en el área medioambiental, convencido de que la actual política no es ni económica, ni ecológica ni socialmente sostenible y debe ser corregida. Mientras, los cabezas de lista de Los Verdes, Katrin Göring-Eckardt y Cem Özdemir, aseguraron que se sentarán a hablar con conservadores y liberales con "responsabilidad y seriedad", pero adelantaron que las negociaciones serán "muy difíciles".

LA COPRESIDENTA DE ALTERNATIVA POR ALEMANIA NO TOMARÁ POSESIÓN DE SU ESCAÑO

La copresidenta de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) y uno de los rostros más mediáticos de esa formación política, Frauke Petry, anunció hoy por sorpresa que no se unirá al grupo parlamentario de su partido en el Bundestag (cámara baja). Petry, que logró ayer un escaño por Sajonia y está identificada con el ala más moderada del partido, anunció su decisión en rueda de prensa sin haberla comunicado antes a los otros dirigentes del partido que comparecían junto a ella y se remitió a las diferencias entre los distintos sectores de la formación política. "Hay diferencias abiertas en AfD y creo que no debemos callar como una tumba", señaló la dirigente, quien dijo que su fuerza política había actuado en las últimas semanas como un "partido anárquico".

Los caras de sus compañeros dejaron claro que desconocían la intención de Petry de soltar su "bomba", como la describió el copresidente, Jörg Meuthen, el día en el que el partido celebraba su irrupción en el Bundestag como tercera fuerza política, apoyado en el 12,6 % de los votos.