Venizelos asegura que no habrá más medidas de ahorro que las ya anunciadas

(Archivo)

internacional

| 18.11.2011 - 15:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El ministro de Finanzas griego, Evangelos Venizelos, presentó hoy al Parlamento en Atenas el proyecto del presupuesto de 2012 y aseguró que no habrá más medidas de austeridad a las ya anunciadas.

Los Presupuestos Estatales para 2012 "no incluirán medidas de austeridad adicionales a las ya anunciadas", afirmó el ministro en rueda de prensa en el Parlamento, tras informar de que el consejo de ministros aprobó esta mañana el proyecto de ley.

Venizelos insistió en que, según el proyecto presentado, "no hay una nueva ley que indique nuevos impuestos, con la condición de que implementemos los que hay, que son pesados".

Por primera vez en décadas, el presupuesto contempla sacar un superávit primario y reducir la enorme deuda pública.

"Se trata de la primera iniciativa del gobierno de unidad nacional del primer ministro Lukás Papadimos", puntualizó Venizelos.

Recordó que la aprobación del proyecto de ley y su presentación al Parlamento es "el primer acto de un gobierno formado por tres partidos", por lo que los presupuestos contarán con "un amplio apoyo, más de los 3/5 (180 escaños) del Parlamento".

El ministro precisó que el correspondiente debate en el Parlamento se iniciará el sábado 3 de diciembre y culminará el 7 del mismo mes con una votación.

Los prestamistas externos de la zona del euro y del Fondo Monetario Internacional (FMI) habían solicitado a Grecia que el presupuesto, así como los acuerdos de reformas y medidas de ahorro, contaran con un amplio apoyo.

Según Venizelos, la aprobación de los presupuestos servirá de "base" para negociar el nuevo paquete de ayuda de parte de la zona del euro y del FMI, de 130.000 millones de euros hasta 2014.

Con ese segundo rescate, la ayuda externa a Grecia desde el año pasado totalizará los 240.000 millones de euros, de los cuales Grecia ha cobrado hasta ahora 65.000 millones y está a la espera de la entrega del sexto tramo, de 8.000 millones de euros, del primer rescate (de 110.000 millones de euros).

El presupuesto de 2012 se tramita "bajo una situación de gran crisis" e incluye el plan de medidas de austeridad y reformas reajustado tras consultas con la Comisión Europea (CE), el FMI y el Banco Central Europeo (BCE), recordó Venizelos.

En este contexto, el ministro se congratuló de que, después de muchos años, el presupuesto prevé un superávit primario, del 1,5 % del Producto Interior Bruto (PIB).

Reconoció que hasta ahora, "las medidas que tuvimos que implementar ocasionaron una mayor recesión, y un déficit de 12.000 millones de euros", pero se mostró optimista de que el plan presentado, y "gracias a la reducción de la deuda con la condonación de 100.000 millones de euros por parte de los prestamistas privados", la deuda helena se tornará sostenible.

"Si conseguimos los objetivos del 2012, junto con la participación de los bancos privados, habremos tenido éxito, aunque no sin sacrificios", insistió Venizelos.

Confirmó que para alcanzar la meta se deben implementar los previstos recortes de gastos en las empresas estatales y semiestatales, así como la reducción de la plantilla en el sector público, y un programa de privatizaciones.

Venizelos informó de que se reunirá hoy con la misión de la "troika" integrada por expertos de la CE, el BCE y el FMI, quienes también se entrevistarán con Papadimos durante la jornada, "no para discutir la parte técnica, sino la política".

El ministro griego resaltó que su país no es el único en sufrir una crisis.

"No somos los únicos que estamos en contracción de nuestra economía, sino que toda la zona del euro está en problemas", dijo Venizelos. EFE