Profundo malestar del Gobierno con Venezuela por los ataques a ministros españoles

Chávez había rechazado "tajantemente" las declaraciones de ministros de España sobre su relación con ETA

internacional

| 05.11.2010 - 09:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El Gobierno español ha expresado a Venezuela su "profundo malestar" por las acusaciones "inaceptables e injustificables" de la nota de su Cancillería en la que considera "una demostración de cobardía política" que España "intente endosar" al Ejecutivo de Hugo Chávez el "fracaso" contra ETA. El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha referido al "profundo malestar" del Gobierno español por esta nota, y ha señalado que la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, se lo ha hecho saber esta mañana al embajador de Venezuela en España, Isaías Rodríguez.

Rubalcaba ha explicado que la ministra ha hablado con Rodríguez "a lo largo de la sesión del Consejo de Ministros" para comunicarle la posición del Gobierno respecto a esta nota y ha añadido que España seguirá trabajando para mejorar la colaboración con Venezuela en la lucha contra el terrorismo. "Eso no nos impide que cuando hay alguna posición pública, en este caso de la Cancillería, que nos parece inaceptable e injustificable, lo digamos", ha recalcado el vicepresidente.

En la nota que hizo pública ayer la Cancillería, el Gobierno de Hugo Chávez rechaza "tajantemente" las declaraciones de miembros del Ejecutivo español en el sentido de "asociar al pueblo y al Gobierno de Venezuela con la banda terrorista ETA" y exige el "cese inmediato" de estas afirmaciones.

En concreto, se refiere a declaraciones "ambiguas y tendenciosas" que, "de manera insistente y repetida", han realizado el propio Rubalcaba, la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, y el titular de Justicia, Francisco Caamaño, aunque no concreta cuáles son. "El Gobierno bolivariano considera una demostración de cobardía política, que la clase política española pretenda justificar su fracaso en la lucha contra este flagelo, intentando endorsárselo al gobierno y al pueblo de Venezuela", indica el comunicado.

La Cancillería indica en su nota que Venezuela es un país "extraño a este violento fenómeno cuya única raíz y razón de ser se encuentra en España", y agrega que el pueblo y el Gobierno venezolano "son objeto día tras día de una violenta campaña de terrorismo psicológico ejercida por la muy sensacionalista prensa española".

El Gobierno solicitó el pasado 29 de octubre a Venezuela la extradición del etarra Arturo Cubillas, deportado en 1989 al país iberoamericano, para ser juzgado en España por la causa en la que se investiga la relación entre ETA y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que instruye el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.