Venezuela preparada para una invasión y un proceso de conmoción, según Maduro

internacional

| 22.05.2016 - Actualizado: 17:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que la nación está "preparada" para afrontar una invasión y "un proceso interno de conmoción". Hay que "prepararse para una invasión, creo que estamos lo más preparados que jamás estuvimos y la evitaremos", también estamos preparados "para procesos internos de conmoción y desestabilización", dijo durante unas maniobras militares en el céntrico estado Vargas.

El mandatario solicitó al ministro de Defensa, Vladimir Padrino, una estrategia de derrota a la "guerra no convencional" de la que en reiteradas ocasiones ha indicado que es víctima.

Comparó la "guerra económica", supuestamente propiciada por la oposición nacional y la derecha internacional, con un "bombardeo de ablandamiento", un proceso para lograr "una confrontación interna" que no ha sucedido porque "el gobierno protege al pueblo" y su derecho a la alimentación, la vivienda y el salario.

Dijo también que la inseguridad en el país caribeño forma parte de la "guerra no convencional" y reiteró que el expresidente colombiano Álvaro Uribe ordenó el asesinato del diputado oficialista Robert Serra en 2014. "El tema de la inseguridad en Venezuela pasó el límite, forma parte de la guerra no convencional", dijo.

El asesinato del diputado Robert Serra "cometido por una banda de criminales paramilitarizados financiados y dirigidos por una banda paramilitar de Álvaro Uribe Velez desde Colombia" es un ejemplo de que el problema de la criminalidad es inducido, afirmó.

El gobernante aseguró tener pruebas y "testigos convictos y confesos". Explicó que "la clave es estabilizar el país derrotando (...) la guerra económica y la guerra criminal paramilitarizada". Sin embargo, manifestó tener "un país en paz, estable, amenazado, eso sí, pero estable, integrado, unido y en batalla, con una democracia sólida, vigente, de plenas libertades con un pueblo soñando y forjando su futuro".

Sus declaraciones se producen días después de decretar el estado de excepción y emergencia económica que le da poder suficiente para, entre otros asuntos, hacer frente a un supuesto golpe de Estado y supuestos planes de intervención de "ejércitos extranjeros".

La oposición venezolana ha reiterado su voluntad de buscar una vía democrática para adelantar la salida de Maduro del poder y está a la espera de que el órgano electoral valide las firmas recogidas para solicitar un referéndum revocatorio.

El dos veces candidato presidencial y actual gobernador del estado Miranda, el opositor Henrique Capriles, le dijo hoy a Maduro que el pueblo quiere "revocarlo" y no "derrocarlo" como éste ha manifestado.