Venezuela cumple 100 días de protestas y afronta una concentración de 10 horas

internacional

| 10.07.2017 - 15:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Venezuela completa 100 días de protestas callejeras en contra del Gobierno de Nicolás Maduro con la celebración de la Asamblea Nacional Constituyente en puertas y el tiempo a contrarreloj para los opositores en su intento por frenar los planes chavistas. Los opositores completaron el centenar de jornadas en "resistencia" contra el Gobierno justo cuando este comienza la campaña electoral para elegir a sus representantes a la asamblea que se encargará de modificar la Constitución y con poder suficiente para modificar una parte o toda la estructura del Estado.

Para este lunes los opositores habían llamado a una concentración en el este de Caracas y de varias ciudades del país, una actividad que tuvo una tímida participación en comparación a otras convocadas antes. En la plaza José Martí de Chacao se concentraron unos pocos miles de personas a pesar de que los partidos políticos habían enarbolado ayer idea de que la salida de prisión del opositor Leopoldo López con una medida de arresto domiciliario sirviera para incentivar la protesta.

Esta era la primera actividad de calle del antichavismo desde que al fundador de Voluntad Popular se le otorgó una "medida humanitaria" de "casa pro cárcel, y se llevó a cabo en el mismo lugar donde López se entregó a las autoridades en febrero de 2014 cuando fue encarcelado.

Funcionarios del Gobierno han dicho que la medida fue lograda gracias a un proceso de diálogo, sin embargo la esposa de López dijo hoy desde la manifestación que "no hubo negociación" para ello, y que la decisión fue tomada unilateralmente por las autoridades. Sin embargo reveló que su esposó llegó la madrugada del sábado a su residencia acompañado de la excanciller Delcy Rodríguez y el alcalde chavista Jorge Rodríguez, además agradeció al exjefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, mediador entre la oposición y el Gobierno, por la salida de la cárcel de su esposo.

Las motivaciones del Gobierno para permitir su salida de la cárcel fueron, según Tintori, que dentro del centro militar donde estaba recluido López, con un aislamiento parcial, fue porque no había garantías para preservar la integridad del líder opositor. Ni el alto tribunal ni los responsables de la custodia de López han explicado cuáles fueron las motivaciones para esta "medida humanitaria" o si la integridad de López estaba comprometida dentro de la prisión como asegura su esposa.

"Ahora su vida es responsabilidad exclusiva de su esposa y aliados", decía parte de un mensaje en Twitter del ministro de Información, Ernesto Villegas, que además recordaba la ola de rumores que se formó el pasado 3 de mayo cuando se difundió la falsa información de que López había muerto.

La jornada de este domingo marcó también el inició de la campaña electoral para la constituyente que se extenderá hasta el 27 de julio a medianoche, tres días antes de que se celebren las elecciones, de acuerdo a las regulaciones anunciadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

La elección se celebrará sin la participación de la oposición, agrupada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la mayor alianza política del país, y de algunos sectores del chavismo que se han mostrado críticos con este proceso. La alianza por su parte se prepara para la consulta popular que ha organizado para el próximo domingo en todo el país, un evento independiente al Poder Electoral, acusado por los opositores de servir al chavismo.

El próximo domingo, los ciudadanos podrán responder tres preguntas sobre si están de acuerdo con la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, en un proceso respaldado por las universidades y la sociedad civil. El plebiscito, les consulta además sobre si reclaman que la Fuerza Armada defienda la Constitución vigente, y respalde a la Asamblea Nacional, actualmente controlado

por la oposición.

Una tercera pregunta, pide a las personas decidir si aprueba la renovación de los Poderes Públicos, la realización de elecciones libres y la conformación de un gobierno de unión nacional.

Un sector del chavismo crítico de Maduro expresó su apoyo a la consulta, pero cuestionó las preguntas que se presentarán a los ciudadanos dentro de una semana y frente a las que pidió la reflexión de la oposición. Nicmer Evans, integrante de esta facción, considera que la primera pregunta debe ser modificada y las dos últimas deben ser suprimidas porque conducen a un camino "muy peligroso".

A su juicio estas llevan a la posibilidad de una "profundización de la ruptura del orden constitucional" y "eso debe ser modificado".

Junto a él, la exdefensora del Pueblo Gabriela Ramírez negó los argumentos de funcionarios del Gobierno, entre ellos el propio Maduro, que sostienen que esa consulta es "ilegal", porque la Constitución vigente no habla de plebiscito.

Ramírez en cambio sostiene que "el pueblo puede ser convocado por líderes o puede autoconvocarse cuando así lo desee", que no puede haber ningún freno a la soberanía popular, y que un mecanismo de consulta es especialmente pertinente cuando se ha cerrado la válvula electoral.