Varufakis pide votar a Macron, único ministro UE que le ayudó en el rescate

Yanis Varufakis

internacional

| 02.05.2017 - 14:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El exministro griego de Finanzas Yanis Varufakis pide a los franceses progresistas el voto para Emmanuel Macron en la segunda vuelta de las presidenciales para evitar el triunfo de Marine Le Pen, pero también porque fue el único ministro europeo que le ayudó en el rescate de Atenas en el verano de 2015.

"Me niego a formar parte de una generación de progresistas europeos que habrían podido impedir a Le Pen ganar la presidencia francesa pero no lo hicieron", subraya en un artículo publicado en el diario Le Monde.

"APOYO INEQUÍVOCO"

Varufakis, que estuvo en el Gobierno del primer ministro griego, Alexis Tsipras, entre enero y julio de 2015, cuando dimitió en plena crisis por la deuda, justifica su apoyo "inequívoco" al candidato socioliberal pese a creer que los progresistas franceses "tienen todas las razones para estar enfadados" con él.

En concreto, reprocha a quien fuera de agosto de 2014 a agosto de 2016 ministro de Economía del presidente francés, François Hollande, sus proyectos para continuar la "desregulación" del mercado de trabajo. Asimismo, su intención de transformar la zona euro para establecer una "austeridad permanente", y de rebajar el impuesto sobre la fortuna o las dotaciones presupuestarias a los ayuntamientos.

Pero por encima de todo, Varufakis revela cómo "Macron fue el único ministro de Estado en Europa que hizo todo lo posible para ayudar" al Gobierno del izquierdista Tsipras, "asumiendo un riesgo político personal". Señala que mantuvo contactos telefónicos directos con él el 28 y el 29 de junio de 2015 para intentar negociar un acuerdo entre Atenas, París y Berlín que evitara que se impusieran a Grecia las reglas de austeridad de la "troika".

Y que Macron le acabó reconociendo que Hollande y su entorno, a instancias de la canciller alemana, Angela Merkel, le impidieron finalmente llevar a cabo la misión de intermediación que intentó. Su llamamiento a los progresistas franceses, aunque no lo nombra, responde sobre todo a la posición del líder de la izquierda radical francesa, Jean-Luc Mélenchon, eliminado en la primera vuelta, de cara a la votación del próximo domingo.

Mélenchon se ha negado a pedir el apoyo por Macron, al que ha criticado con dureza por su programa socio-económico, y a precisar si el 7 de mayo optará por darle su papeleta o por el voto en blanco, limitándose a la consigna de que hay que evitar el triunfo de Le Pen.