Uno de los detenidos por el atentado de Tumaco, en Colombia, a prisión

Al menos menos once personas han muerto y más de sesenta resultaron heridas

Colombia (Colombia)

internacional

| 03.02.2012 - 19:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Fiscalía colombiana ordenó hoy el ingreso en prisión de uno de los dos detenidos por su supuesta colaboración en el atentado del miércoles en Tumaco, una localidad portuaria del suroeste de Colombia, donde murieron al menos once personas y 61 resultaron heridas.

Tras el atentado, atribuido por las autoridades a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), fueron detenidos Gerardo Chávez Portocarrero, cuyo ingreso en prisión fue decidido hoy por la Fiscalía, y su compañera sentimental, Zamira Vásquez Muñoz.

Una fuente de la Fiscalía General confirmó a Efe que la mujer fue puesta en libertad por decisión de la funcionaria judicial que asumió el caso en Tumaco, localidad perteneciente al departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador.

Tras comparecer hoy la pareja ante el Juzgado Primero Penal de esa localidad, a Chávez le fueron imputados cargos por homicidio agravado, terrorismo, daño en bien ajeno, lesiones personales, y fabricación, tráfico y porte de explosivos por el atentado del miércoles frente a la estación policial de Tumaco.

Este atentado fue el más mortífero de los tres ataques terroristas con explosivos que se han registrado en Colombia en los dos últimos días y que en conjunto causaron 19 muertos.

Hasta ayer habían perdido la vida 18 personas en esta sucesión de atentados, pero el fallecimiento de uno de los heridos del atentado de Villa Rica, en el departamento del Cauca, elevó hoy la cifra a 19.

Los ataques en Tumaco y Villa Rica tuvieron como objetivo las comisarías policiales, mientras que el de Cajamarca se registró en un hotel, y en todos los casos causaron grandes destrozos, además de un alto número de víctimas.

Los detenidos en Tumaco, Chávez y Vásquez, regentaban un estacionamiento en el que, según los investigadores, fueron guardados los explosivos que los rebeldes utilizaron para la acción terrorista.

La fuente de la Fiscalía indicó que para cometer el atentado se utilizaron 40 kilos de una mezcla de dos sustancias de la que solo se ha identificado una, conocida como pentolita.