Unicef alerta del incremento de personas que huyen de la violencia en Siria

internacional

| 29.02.2012 - 12:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia alertó hoy en México de la salida de miles de personas de Siria como refugiados hacia países vecinos, una situación "que se está produciendo a un mayor ritmo" en las últimas semanas, dijo hoy el director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake.

"Aproximadamente hay 5.000 o 6.000 en Líbano, en Jordania la cifra ha aumentado a unas 10.000 personas y en Turquía, probablemente, otros 10.000", explicó el alto funcionario estadounidense en entrevista con Efe.

"Casi la mitad de todos ellos son niños. Esto es una carga creciente en los (países) vecinos. Estamos tratando de ayudar a las madres, mujeres embarazadas y a otras personas con su salud", alertó Lake, quien en las dos últimas semanas ha sacado dos comunicados pidiendo el cese de la violencia en la zona.

Unicef es una de las varias agencias de la ONU y de las organizaciones civiles humanitarias que están tratando de ganar mayores accesos a la zona, especialmente a Homs, sometida a bombardeos y a una intensa violencia los últimos 23 días.

Lake detalló el trabajo que se realiza en las zonas donde se han concentrado los refugiados, que está asistiendo el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

"Estamos intentando ayudar, como hacemos en todas estas situaciones, con lugares donde los niños puedan sentirse seguros, volver a ser educados, tanto como sea posible", dijo.

El máximo responsable de Unicef señaló que la atención a los niños víctimas de la violencia es muy importante, ya que los "afectados por situaciones como estas pueden quedar marcados por el resto de sus vidas, a menos que les podamos dar un sentido de seguridad".

Consideró que lo más importante en estos momentos en Siria, un país inmerso desde hace once meses en un conflicto interno entre partidarios y detractores del régimen del presidente Bachar al Asad, es que pueda volver la paz, entendida esta como "el tranquilo milagro de la vida normal", tal como la definiera hace años el expresidente de EEUU Bill Clinton, recordó Lake.

"Eso sería maravilloso, especialmente para los niños", añadió el funcionario, quien llegó a la capital mexicana para presentar el informe sobre el Estado Mundial de la Infancia 2012.

El titular de Unicef lamentó que a estas alturas del conflicto sirio no haya precisión sobre cuántos niños y adolescentes han muerto.

Según datos de la ONU no actualizados por la dificultad que impone el Gobierno de Bachar al Asad para el acceso de los equipos del organismo, hasta mediados de enero habían muerto más de 5.400 personas, de los que 400 eran menores.

Por lo anterior, Lake exhortó a que las autoridades competentes brinden "acceso a Homs y a otras áreas" del país tanto a Unicef como otras agencias humanitarias.

"El hecho de que no sepamos cuántos niños han muerto de manera precisa es un signo de la falta de acceso. Sabemos que son cientos y necesitamos ese acceso", afirmó.

Los opositores cifran en más de 8.500 los fallecidos desde que comenzaron las protestas contra el régimen sirio en marzo pasado, si bien las autoridades acusan a supuestos grupos terroristas de estar detrás de la violencia.