Un volcán en Costa Rica suma siete erupciones y los expertos evalúan situación

Alerta en la Isla mayor por el río de lava del volcán Kirauea (Archivo)

internacional

| 13.03.2015 - 20:38 h
REDACCIÓN
Más sobre: VolcánSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El volcán Turrialba de Costa Rica suma siete erupciones en dos días, y los expertos del Observatorio Vulcanológico y Sismológico (Ovsicori) están analizando las últimas emanaciones registradas, que podrían ser las más fuertes del último siglo.

Según el reporte de las autoridades y las cámaras del Ovsicori, ubicadas cerca del coloso, las últimas erupciones de cenizas y gases de hoy fueron a las 10.35 hora local (16.35 GMT) y otra a las 11.01 (17.01 GMT).

El Ovsicori precisó que desde el jueves se han reportado siete erupciones, que se produjeron por lapsos cercanos a los 30 minutos y la ceniza llegó a un altura de dos kilómetros sobre la cima del coloso.

Tras estas últimas actividades, los especialistas examinan diversos materiales expulsados para determinar si hay material juvenil (magma fresco) y han logrado determinar que en algunas muestras de cenizas son ligeramente ácidas, en comparación con las lanzadas durante el mes octubre pasado.

El volcán Turrialba, ubicado en la provincia de Cartago, unos 70 kilómetros al este de San José, entró en una fase de erupciones de gases y ceniza desde el pasado mes de octubre, y algunas muy leves de magma.

El Ovsicori indicó que un grupo de vulcanólogos se encuentra en la cima del coloso, limpiando y reparando instrumentos de geofísica y geoquímica, como sismógrafos, estaciones GPS, antenas, monitores de gases, piezas claves para el monitoreo del volcán.

Además, funcionarios recogen muestras de ceniza y fragmentos rocosos lanzados en las erupciones para su análisis.

Debido a la caída de ceniza, 19 centros educativos cercanos a la zona del volcán tuvieron que suspender las clases y una familia que vive en un perímetro de dos kilómetros alrededor del cráter tuvo que ser trasladada a un espacio más seguro.

Además, el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) del Ministerio de Agricultura y Ganadería se encuentra realizando acciones de prevención para proteger el bienestar de los animales.

Tras las erupciones se ha mantenido una fuerte caída de ceniza que ha llegado hasta la capital y otras ciudades del centro del país como Heredia, ubicada unos 10 kilómetros al norte de San José.

El aeropuerto internacional Juan Santamaría, el principal de Costa Rica ubicado en las afueras de San José, fue cerrado desde el jueves debido a la cantidad de ceniza que cayó en la pista, la cual está siendo sometida a labores de limpieza.

El Volcán Turrialba está situado a 3.340 metros de altitud y es el segundo volcán más alto de Costa Rica, superado solamente por el Volcán Irazú.