Un vídeo muestra como los rebeldes golpearon a Gadafi cuando estaba detenido

La comunidad internacional pide que se investigue las circunstancias de la muerte del dictador

El Consejo Nacional de Transición anuncia la liberación de Libia

El cuerpo de Gadafi va a ser entregado a su familia para que lo entierren en Sirte, su ciudad natal

internacional

| 23.10.2011 - 13:12 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los rebeldes golpearon al ex líder libio Muamar al Gadafi en varias ocasiones durante su detención, tal como se puede ver en un vídeo grabado por un miliciano.

En un vídeo de poco más de un minuto, se puede ver con claridad como un miliciano golpea al dictador con un zapato y otro le propina un rodillazo, probablemente en el rostro, mientras mantienen al dictador tumbado sobre el capó de un coche ranchera en el que viajaba una veintena de milicianos.

Gadafi, que tiene la parte izquierda de la cara repleta de sangre y que en un momento intenta limpiarse un ojo, hace repetidamente a los rebeldes un gesto con la mano juntando todos los dedos, para pedirles que se tranquilicen.

La grabación comienza cuando la persona que hizo el vídeo, cuya cara aparece en varios momentos, se encuentra con una caravana de coches en la que decenas de milicianos disparan al aire y dan gritos de alegría.

Entonces detiene el coche, se baja y se acerca hasta un grupo de personas situadas alrededor de un vehículo. En medio de ellas y tumbado sobre la parte delantera del vehículo, se encuentra Gadafi, vestido con unos pantalones y una camiseta y el rostro y el pecho ensangrentados.

En unas duras imágenes, el hombre que gobernó a hierro y fuego el país durante 42 años parece invadido por la confusión y el terror.

"Está detenido, está detenido", grita la persona que ha realizado la grabación que incluye varias escenas.

En la siguiente, que no se sabe cuánto tiempo después fue tomada, se vuelve a repetir el mismo escenario, pero con un final diferente.

El rebelde se baja del coche y se dirige hacia un grupo de personas que rodean a un Gadafi que se encuentra esta vez descamisado tumbado en el suelo y sin conocimiento o muerto.

Los movimientos de la cámara son confusos en algunos momentos en los que se enfocan las piernas y las botas de los milicianos, que cantan a gritos alrededor del coronel: "Se acabó, se acabó, el sucio de Abu Shafshufa se acabó", en referencia a Gadafi al que popularmente se le conocía como "Abu Shafsfufa" (el de los pelos revueltos).

Estas imágenes contradicen, al menos en parte, la versión oficial del Consejo Nacional Transitorio (CNT), sobre la muerte de Gadafi, que defiende que el dictador había muerto en un fuego cruzado.