Un terremoto de 7,3 en la escala Richter sacude el sur de Colombia

internacional

| 30.09.2012 - 19:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Un seismo de 7,3 grados en la escala abierta de Richter afectó hoy al menos de 11 departamentos del sur y suroeste de Colombia, sin que hasta el momento se hayan registrado víctimas, aunque si daños en algunas viviendas.

Según el servicio geológico de Colombia, el movimiento tuvo su epicentro en el caserío La Vega, en el departamento del Cauca (suroeste), a una profundidad de 168 kilómetros.

El sismo se produjo a las 11.31 hora local (16.31 GMT).

El Sistema Nacional de Gestión de Riesgo señaló que el temblor se sintió principalmente en los departamentos del Cauca, Valle del Cauca, Huila , Risaralda, Quindío, Santander, Antioquia, Caldas, Tolima, Chocó y Cundinamarca, del que Bogotá es su capital.

Inicialmente, el servicio geológico de Estados Unidos calculó que el sismo tuvo una magnitud de 7,1 grados en la escala Richter y una profundidad de alrededor de 140 kilómetros.

Posteriormente el servicio geológico estadounidense revisó la magnitud a 7,3 grados e indicó que localizó el foco a 150 kilómetros de profundidad, a 61 kilómetros al sur de localidad colombiana de Popayán y 345 kilómetros al norte de la capital de Ecuador.

Tras un primer barrido, el Sistema Nacional colombiano de Gestión de Riesgo, señaló que tenía informaciones que indicaban de que algunas viviendas del caserío de Timbiquí, en el departamento del Cauca, resultaron afectadas, aunque ninguno de sus habitantes resultó herido.

En Bogotá, equipos del Fondo de Prevención y Atención de Emergencias (FOPAE) comenzó un recorrido por la ciudad, en compañía de las empresas de servicios públicos, para determinar si hay heridos o daños en redes de los servicios públicos.

Emisoras de radio locales informaron de que en las principales capitales departamentales afectadas se vivieron momentos de zozobra, especialmente en edificios altos, aunque la situación no pasó a mayores en medio del ulular de las ambulancias que circulaban por las calles.