Un nuevo seísmo sacude el centro y sur de México y causa cuatro muertos

internacional

| 23.09.2017 - 15:18 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Cuatro personas murieron debido al terremoto de 6,1 grados registrado hoy con epicentro en el sureño estado mexicano de Oaxaca, apenas cuatro días después de que otro potente movimiento telúrico causara al menos 305 víctimas mortales en el país.

Dos mujeres murieron en la Ciudad de México por un infarto, después de que se activara a las 07.53 hora local (12.53 GMT) la alerta sísmica, que despertó a la mayoría de capitalinos.

Las mujeres, de 83 y 52 años, "perdieron la vida por infarto derivado de una crisis nerviosa", afirmó el gobierno de la Ciudad de México en un comunicado.

Aunque el temblor apenas se sintió en la ciudad, cuando sonó la alerta sísmica el miedo cundió, ya que los habitantes todavía están conmocionados por el temblor de 7,1 grados de magnitud en la escala Richter registrado el martes y que dejó, hasta el momento, 305 muertos.

Otra víctima mortal es una mujer del municipio de Asunción Ixtaltepec, ubicado en el Istmo de Tehuantepec, la región más afectada por otro terremoto, de 8,2 grados, ocurrido el 7 de septiembre y que causó 98 fallecidos en el sur del país.

"Tuvo la mala fortuna de que se colapsó parte de su casa", explicó a un grupo de medios el secretario municipal de Ixtaltepec, Juan Carlos Ríos.

Esta persona -continuó- fue rescatada entre los escombros y se le proporcionó atención médica, pero "no pudo soportarlo".

La cifra de fallecidos lo completa un hombre que fue atacado por abejas al caer un panal durante el terremoto.

El movimiento de hoy, una réplica del registrado el 7 de septiembre, hizo que se suspendieran en la capital las labores de búsqueda de sobrevivientes del sismo del martes, como parte del protocolo de seguridad, aunque en unos pocos minutos se reanudaron los trabajos.

Mientras que en el Istmo de Tehuantepec, el temblor hizo que colapsaran un puente y varias de las construcciones que ya habían quedado afectadas el 7 de septiembre.