Un policía muerto y 13 más heridos en violentas protestas en sureste de Kenia

internacional

| 28.08.2012 - Actualizado: 17:55 h
REDACCIÓN
Más sobre: KeniaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Al menos un policía falleció y otros trece resultaron heridos después de que unos manifestantes, que protestan por el asesinato de un clérigo islámico en la ciudad de Mombasa, en la costa sur de Kenia, lanzaran una granada contra los agentes que trataban de controlar la marcha.

El artefacto fue lanzado contra un camión de la Policía en el barrio de Kisauni tras aumentarse la tensión que se vive en Mombasa por el asesinato del clérigo Sheikh Aboud Rogo, que recibió ayer un disparo de un hombre armado mientras la víctima conducía una furgoneta.

Según el periódico local Daily Nation, fuentes policiales apuntaron que uno de los agentes había fallecido y otros 13 resultaron heridos, de los cuales 11 habían sido trasladados al Hospital Jocham, y dos ingresaron en el Hospital General de la Costa.

"Han atacado a nuestros oficiales con una granada. La lanzaron dentro de su camión", dijo al diario local The Standard el oficial de inteligencia de la Policía Benedict Kigen.

Las protestas se iniciaron ayer en Mombasa poco después de la muerte de Rogo y continuaron hoy con acciones de grupos de jóvenes, que apedrearon vehículos y cortaron calles en uno de los barrios de la principal ciudad portuaria keniana.

La Policía de Kenia detuvo hoy a 12 personas y disparó gas lacrimógeno y pelotas de goma para frenar los incidentes violentos, que incluyeron el ataque a cuatro iglesias, el saqueo de comercios, y la quema de neumáticos en las calles.

La ONU y Estados Unidos consideraban a Rogo como uno de los principales líderes de la milicia fundamentalista islámica somalí Al Shabab en Kenia.

Asimismo, fue juzgado por su presunta relación con el ataque, en 2002 en Mombasa, al Hotel Paradise (de propiedad judía), que acabó con la vida de 13 personas y dejó 80 heridos, cargos que posteriormente fueron rechazados.

El pasado mes de febrero, el clérigo fue detenido por la supuesta posesión de un kalashnikov, 113 cargadores de munición, dos granadas, dos pistolas y 102 detonadores.

Por su parte, Al Shabab emitió un comunicado en el que condenó "el asesinato a sangre fría" de Rogo, de quien dijeron que "no era oficialmente un miembro" de los muyaidín.

Asimismo, los radicales instaron "a los musulmanes (de Kenia) a levantarse en contra de la feroz caza de brujas de las autoridades kenianas contra sus hermanos musulmanes".

Al Shabab ha amenazado en varias ocasiones con atentar en territorio keniano, tras la entrada en Somalia del Ejército de Kenia a mediados del pasado octubre como respuesta a una oleada de secuestros supuestamente obra de los radicales islámicos.