Un palestino muerto en Nablus por disparos de soldados israelíes

Palestinos

internacional

| 23.09.2011 - 16:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un palestino murió hoy en Cisjordania por disparos de soldados israelíes, durante un enfrentamiento entre palestinos y colonos, tras una manifestación de apoyo a la petición de admisión de Palestina en la ONU. Fuentes médicas del hospital Rafidieh, en Nablus, dijeron que el palestino, de unos cuarenta años y natural de la aldea de Kusra, murió de un disparo en la cabeza, mientras que otros tres resultaron herido por de balas de goma.

Fuentes militares israelíes confirmaron los hechos y explicaron que los soldados trataban de separar a un grupo de colonos judíos del vecino asentamiento de Shiló y otro de palestinos de la aldea de Kusra.

"En los enfrentamiento, las fuerzas israelíes emplearon equipos antidisturbios y después munición real. Como resultado, fuentes palestinas dijeron que tres personas resultaron heridas, y que posteriormente una falleció", dice el comunicado del Ejército.

Según la nota, el Ejército israelí y la Policía palestina están investigando el incidente de forma conjunta.

ENFRENTAMIENTOS

Manifestantes palestinos protagonizaron hoy enfrentamientos con soldados israelíes en distintos puntos de Cisjordania, horas antes del discurso que dará en la ONU el presidente de la ANP, Mahmud Abás, quien a continuación presentará la petición de admisión para Palestina a esa organización.

Fuentes policiales y medios locales informan de choques de poca intensidad en la localidad de Beni Salha, Bilin y Naalin, así como en el paso de Qalandia.

Los soldados reprimieron a los manifestantes con gases lacrimógenos y otros equipos antidisturbios.

Tres personas, entre ellas un periodista francés, sufrieron heridas por la inhalación de gas.

La Policía está en estado de alerta máxima desde esta mañana por temor a una ola de disturbios a raíz del discurso de Abás en la ONU, con un dispositivo de seguridad de más de 9.000 agentes.