Un hombre armado asesina a 8 personas en un restaurante de la República Checa

Según medios locales el autor de 62 años habia estado bajo tratamiento psiquiátrico

El sospechoso comenzó a disparar indiscriminadamente

El autor del tiroteo anunció por teléfono a una televisión sus intenciones

internacional

| 24.02.2015 - 20:44 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un hombre armado abrió fuego en un concurrido restaurante de una localidad en el este de la República Checa, donde asesinó a ocho personas y dejó herida de gravedad a otra antes de suicidarse.

El suceso se produjo cuando el céntrico restaurante "Amistad" de Uherske Brod, una localidad de 17.000 habitantes, se encontraba en plena hora del almuerzo, sobre las 13.00 (12.00 GMT). Al final, el asaltante se suicidó.

Este es el acto de violencia con mayor número de víctimas en el país centroeuropeo en los últimos diez años, y el ministro de Interior, Milan Chovanec, descartó categóricamente que fuera un atentado terrorista.

"Podemos constatar que no se trata de un acto terrorista. El hombre que lo hizo era de aquí, de cierta edad, con más de 60 años", declaró el ministro, que se desplazó al lugar del suceso. El responsable de Interior confirmó que el presunto autor del tiroteo contaba con una licencia de armas.

20 COMENSALES Y MAS DE 25 DISPAROS

Alrededor de las 13.00 horas, el tirador entró en el céntrico restaurante y comenzó a disparar de forma indiscriminada contra los comensales con un arma de calibre 9 milímetros, según informó la cadena pública "Ceská Televize".

Un testigo que se salvó porque estaba en el lavabo durante el ataque declaró que había unas 20 personas comiendo y se efectuaron alrededor de 25 disparos.

"El sospechoso comenzó a disparar indiscriminadamente", relató ese testigo a los medios checos.

De las ocho víctimas mortales, siete son hombres y una es una mujer, mientras que otra mujer ha sido ya operada tras sufrir impactos de bala en el esternón y permanece en la unidad de cuidados intensivos en un hospital de una localidad cercana.

El jefe nacional de la Policía, Tomas Tuhy, informó de que las unidades especiales que se desplazaron al lugar no tuvieron que intervenir porque el presunto atacante se suicidó antes. "Las unidades de asalto no tuvieron que intervenir porque el drama acabó antes", declaró Tuhy.

EL AUTOR DE LA MASACRE LLAMÓ ANTES A UN CANAL DE TELEVISIÓN PARA ANUNICIARLO

Por el momento se desconoce el motivo, si lo hubo, de elegir ese concurrido restaurante como el lugar del ataque, más allá de que estuviera lleno de gente.

Lo que sí se sabe es que, minutos antes del ataque, a las 12.56 horas, el presunto autor del tiroteo llamó por teléfono a la cadena de televisión privada "Prima" y avisó de sus intenciones.

"Nos dijo que tenía grandes problemas con muchas personas, que muchos le hacían daño y que no tenía otra salida, ya que las oficinas públicas no le ayudan y que, como tenía pistolas, lo iba a solucionar a su modo", según explicó Pavel Lebduska, redactor de la cadena "Prima", a la emisora pública "Cesky Rozhlas". "Me di cuenta de que el hombre no estaba bien de la cabeza y llamamos enseguida a la Policía", añadió.

Patrik Kuncar, alcalde de esta localidad fronteriza con Eslovaquia, avanzó al inicio de la tarde que no había que descartar que el presunto criminal sufriera alguna "perturbación", y que disponía de "dos armas de fuego".

Kuncar agregó: "La acción estaba mínimamente preparada, pues el hombre llegó al restaurante a la hora de comer". "Hay en la ciudad un ambiente de miedo y la gente está aterrorizada", dijo el regidor al hablar de la conmoción de los vecinos.

Según los medios locales, el supuesto atacante, de 62 años, no tenía historial delictivo y no había estado bajo tratamiento psiquiátrico.